prospectos de medicamentos


GRANULOKINE 30MU/0,5ML 5 JER PREC SOL INY








Ficha del medicamento:

Información Basica del medicamento

Principio activo: METIONIL G-CSF RECOMBINANTE HUMANO
Codigo Nacional: 745323
Codigo Registro: 64779
Nombre de presentacion: GRANULOKINE 30MU/0,5ML 5 JER PREC SOL INY
Laboratorio: AMGEN EUROPE B.V.
Fecha de autorizacion: 2002-05-09
Estado: Anulado
Fecha de estado: 2004-05-31

Prospecto

Toda la información del medicamento

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Granulokine® 30 MU/0,5 ml solución inyectable en Jeringas precargadas Granulokine® 48 MU/0,5 ml solución inyectable en Jeringas precargadas

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada jeringa precargada de 0,5 ml contiene 30 millones de unidades (300 mcg) o 48 millones de unidades (480 mcg) de filgrastim. Filgrastim (factor metionil-recombinante estimulador de las colonias de granulocitos humanos), se obtiene por biotecnología a partir de la E. coli K12. Para excipientes ver Sección 6.1

3. FORMA FARMACÉUTICA

Solución inyectable en jeringas precargadas. Concentrado para solución para perfusión, en jeringa precargada. Solución transparente incolora.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas GRANULOKINE® está indicado para reducir la duración de la neutropenia y la incidencia de neutropenia febril en los pacientes con enfermedades malignas (con la excepción de leucemia mieloide crónica y síndromes mielodisplásicos) tratados con quimioterapia citotóxica convencional y en la reducción de la duración de la neutropenia en los pacientes sometidos a tratamiento mieloablativo seguido de trasplante de médula ósea y que se considere presenten un mayor riesgo de experimentar neutropenia grave prolongada. La eficacia y seguridad de GRANULOKINE® es similar en adultos y en niños que están recibiendo quimioterapia citotóxica. GRANULOKINE® está indicado para la movilización de las células progenitoras de sangre periférica (PBPC). En pacientes, tanto niños como adultos, con neutropenia congénita grave, cíclica o idiopática, con un recuento de neutrófilos 0,5 x 109/l, y con una historia de infecciones severas o recurrentes, la administración prolongada de GRANULOKINE® está indicada para aumentar el recuento de

neutrófilos y reducir la incidencia y duración de los acontecimientos relacionados con las infecciones. GRANULOKINE® está indicado en el tratamiento de la neutropenia persistente (RAN igual o inferior a 1,0 x 109/l) en pacientes con infección avanzada por VIH para reducir el riesgo de desarrollar infecciones bacterianas cuando otras opciones para tratar la neutropenia no sean adecuadas.

4.2 Posología y forma de administración

· Quimioterapia citotóxica convencional La dosis recomendada de GRANULOKINE® es de 0.5 MU (5 µg)/kg/día. La primera dosis de GRANULOKINE® deberá administrarse a partir de las 24 horas siguientes de finalizada la quimioterapia citotóxica. GRANULOKINE® se administra en inyección subcutánea diaria o en infusión intravenosa, también diaria, diluido en una solución de glucosa al 5% y aplicado a lo largo de 30 minutos (ver apartado 6.6 Instrucciones de uso/manipulación y eliminación). La vía subcutánea es de preferencia en la mayoría de los casos. Existen algunas evidencias provenientes de un estudio de administración de dosis única que indican que la dosificación por vía intravenosa puede acortar la duración del efecto. No está clara la relevancia clínica de este hallazgo en la administración de dosis múltiples. La elección de la ruta depende de la situación clínica individual. Durante los ensayos clínicos aleatorios se utilizó una dosis subcutánea de 230 µg/m²/día (4.0-8.4 µg/kg/día). La dosificación diaria de GRANULOKINE® se debe mantener hasta sobrepasar el nadir teórico de neutrófilos y hasta el momento en que el recuento de estas células retorne a su rango normal. Después de quimioterapia convencional en tumores sólidos, linfomas y leucemias linfoblásticas se requiere un tratamiento hasta de 14 días para alcanzar este objetivo. Tras el tratamiento de inducción y consolidación en leucemia mieloide aguda, la duración del tratamiento puede ser bastante mayor (hasta 38 días) dependiendo del tipo, posología y pautas de administración de la quimioterapia citotóxica. Los pacientes sometidos a quimioterapia citotóxica experimentan un aumento transitorio del recuento de neutrófilos que ocurre típicamente 1-2 días después de iniciar la administración de GRANULOKINE® . Sin embargo, no se debe suspender el tratamiento con GRANULOKINE® hasta que haya pasado el nadir teórico de neutrófilos y el recuento celular retorne a su rango normal, si se desea obtener una respuesta terapéutica mantenida. No se recomienda, por tanto, la interrupción prematura del tratamiento con GRANULOKINE® antes de alcanzar el nadir teórico de neutrófilos.

· Pacientes tratados con terapia mieloablativa seguida de trasplante de médula ósea La dosis inicial recomendada de GRANULOKINE® es de 1,0 MU (10µg)/kg/día, que se administra en infusión intravenosa de 30 minutos o de 24 horas o bien 1,0 MU (10µg)/kg/día en infusión subcutánea continua de 24 horas al día. GRANULOKINE® debe diluirse en 20 ml de una solución de glucosa al 5% (ver apartado 6.6 Instrucciones de uso/manipulación y eliminación) La primera dosis de GRANULOKINE® no debe aplicarse en las primeras 24 horas después de la quimioterapia citotóxica, pero sí que deberá ser administrada durante las primeras 24 horas de la infusión de la médula ósea. Una vez sobrepasado el nadir de neutrófilos, la dosis diaria de GRANULOKINE® se ajustará según la respuesta celular obtenida de la siguiente forma:

MINISTERIO Recuento de Neutrófilos Ajuste de la dosis de GRANULOKINE® >1,0 x 109/l durante Reducir a 0,5 MU/kg/día 3 días consecutivos Si el recuento de neutrófilos permanece > 1,0 109/l durante Suspender GRANULOKINE® 3 días consecutivos más Si el recuento de neutrófilos desciende a <1,0 x 109/l durante el período de tratamiento, se debe ajustar de nuevo la dosis de GRANULOKINE® siguiendo las etapas indicadas

· Movilización de las células progenitoras de sangre periférica (PBPCs) en pacientes sometidos a terapia mielosupresora o mieloablativa seguida de transplante autólogo de células progenitoras de sangre periférica. Cuando GRANULOKINE® se administra solo en la movilización de PBPC, la dosis recomendada es de 1.0 MU (10 µg)/kg/día que se administra en infusión subcutánea continua de 24 horas o bien, en inyección subcutánea en dosis única diaria durante 5 a 7 días consecutivos. En infusión GRANULOKINE® debe diluirse en 20 ml de glucosa al 5% (ver apartado 6.6 Instrucciones de uso/manipulación y eliminación). Tiempo de leucaféresis: Una o dos leucaféresis en los días 5 y 6 suelen ser suficientes. En otras circunstancias, leucaféresis adicionales pueden ser necesarias. La administración de GRANULOKINE® debe mantenerse hasta la última leucaféresis. La dosis recomendada de GRANULOKINE®, para movilizar PBPC tras una quimioterapia mielosupresora, es de 0.5 MU ( 5µg)/kg/día, que se administra diariamente, en inyección subcutánea, desde el primer día tras concluir la quimioterapia hasta sobrepasar el nadir teórico de neutrófilos y hasta el momento en que el recuento de estas células alcance los niveles normales. Se debe realizar la leucaféresis en el período comprendido entre el aumento de ANC de < 0.5 x 109/l a > 5.0 x 109/l. En aquellos pacientes que no hayan sido sometidos a quimioterapia intensiva, una única leucaféresis suele ser suficiente. En otras circunstancias, se recomiendan leucaféresis adicionales.

· Movilización de las células progenitoras hematopoyéticas de sangre periférica (PBPCs) en donantes sanos previa al trasplante de células progenitoras de sangre periférica alogénica. Para la movilización de PBPC en donantes sanos, GRANULOKINE® debe administrarse por vía subcutánea a dosis de 10 g/kg/día durante 4 o 5 días consecutivos. Las leucaféresis deben iniciarse en el día 5 y, si fuera necesario, continuar el día 6 con objeto de obtener 4 x 106 células CD34+/kg de peso del receptor. La seguridad y eficacia de GRANULOKINE® en donantes sanos menores de 16 años o mayores de 60 años no está establecida.

· Pacientes con Neutropenia Crónica Grave Neutropenia congénita: La dosis inicial recomendada es de 1,2 MU (12g)/kg/día, que se administra por vía subcutánea como dosis única o en varias tomas. Neutropenia idiopática o

MINISTERIO cíclica: La dosis inicial recomendada es de 0,5 MU (5g)/kg/día, que se administra por vía subcutánea en dosis única o repartida en varias tomas. Ajuste de la dosis: GRANULOKINE® se debe administrar diariamente en inyección subcutánea para alcanzar y mantener el recuento de neutrófilos por encima de 1,5 x 109/l. Una vez alcanzada la respuesta se establecerá la dosis mínima efectiva para mantener este nivel. Si se desea mantener un nivel de neutrófilos adecuado, es necesaria la administración diaria y prolongada de GRANULOKINE® . La dosis inicial se puede duplicar o dividir por la mitad al cabo de 1 a 2 semanas de tratamiento, dependiendo de la respuesta del paciente. Luego, la dosis se ajusta individualmente en intervalos de 1 - 2 semanas con el fin de mantener un recuento medio de neutrófilos entre 1,5 x 109 y 10 x 109/l . En los pacientes con infecciones graves se puede proceder a un aumento más rápido de la dosis. En los ensayos clínicos, el 97% de los pacientes que respondieron al tratamiento presentaron una respuesta completa a dosis 24 g/kg/día. En pacientes con neutropenia crónica severa, no se ha establecido la seguridad a largo plazo de la administración de GRANULOKINE® por encima de 24 g/kg/día.

· Otras particularidades El tratamiento con GRANULOKINE® debe administrarse únicamente en un centro oncológico con experiencia en G-CSF y en hematología, que disponga de las facilidades diagnósticas necesarias. Los procedimientos de movilización y aféresis se deberían realizar en colaboración con un centro de oncología-hematología con una aceptable experiencia en este campo y donde la monitorización de las células progenitoras hematopoyéticas pueda ser realizada correctamente. Los ensayos clínicos con GRANULOKINE® han incluido un pequeño número de pacientes ancianos, pero no se ha realizado ningún estudio especial en este grupo de población, por lo que no puede establecerse ninguna recomendación sobre una posología específica. Uso pediátrico en la Neutropenia Crónica Grave (NCG) y Cáncer El 65% de los pacientes estudiados en el programa de ensayo sobre NCG eran menores de 18 años. La eficacia del tratamiento fue evidente en este grupo de edad, que incluía a la mayoría de los pacientes con neutropenia congénita. No se observó ninguna diferencia en el perfil de seguridad de los pacientes pediátricos tratados por neutropenia crónica grave. Los datos procedentes de estudios clínicos en pacientes pediátricos indican que la seguridad y eficacia de GRANULOKINE® es similar en adultos y niños tratados con quimioterapia citotóxica. Las dosis recomendadas en pacientes pediátricos tratados con quimioterapia citotóxica mielosupresora son las mismas que en adultos.

· En pacientes con infección por VIH Para la recuperación de la neutropenia La dosis inicial recomendada de GRANULOKINE® es 0,1 M.U. (1 g)/kg/día administrado diariamente mediante inyección subcutánea, ajustando la dosis hasta un máximo de 0,4 M.U. (4 g)/kg/día hasta que se alcance y mantenga un recuento normal de neutrófilos (RAN > 2,0 x 109/l). En los ensayos clínicos, > 90% de los pacientes respondieron a estas dosis, recuperándose de la neutropenia en una mediana de 2 días. En un pequeño número de pacientes (< 10%) se necesitaron dosis de hasta 1,0 MU (10 g)/kg/día para revertir la neutropenia. Para mantener el recuento normal de neutrófilos:

MINISTERIO Una vez lograda la recuperación de la neutropenia, se debe determinar la dosis mínima efectiva necesaria para mantener el recuento normal de los neutrófilos. Se recomienda comenzar el ajuste de dosis administrando subcutáneamente 30 M.U. (300 g)/día cada dos días. Dependiendo del RAN del paciente podrá ser necesario continuar con el ajuste de la dosis con objeto de mantener el recuento de neutrófilos > 2,0 x 109/l. En los ensayos clínicos, se requirió la administración de 30 M.U. (300 g)/día de 1 a 7 días a la semana para mantener el RAN > 2,0 x 109/l, siendo la mediana de la frecuencia de dosis de 3 días a la semana. Puede ser necesaria una administración prolongada para mantener el RAN > 2,0 x 109/l.

· Contraindicaciones GRANULOKINE® no debe administrarse a pacientes con hipersensibilidad al filgrastim o a cualquiera de sus excipientes. GRANULOKINE® tampoco debe aplicarse para aumentar la dosis de la quimioterapia citotóxica más allá de las pautas establecidas. Por lo general, GRANULOKINE® no debe administrarse a pacientes con neutropenia congénita grave (Síndrome de Kostmann) con citogenética anormal (ver apartado 4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo)

4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo Crecimiento de las células malignas El factor estimulador de las colonias de granulocitos puede promover el crecimiento in vitro de las células mieloides y se han observado efectos similares en algunas células no mieloides in vitro. La seguridad y eficacia de la administración de GRANULOKINE® en los pacientes con síndromes mielodisplásicos o leucemia mieloide crónica no se conoce todavía. GRANULOKINE® no está indicado en estas enfermedades. Se pondrá atención especial para distinguir el diagnóstico de leucemia mieloide crónica en transformación blástica del de leucemia mieloide aguda. Debido a los pocos datos disponibles sobre la seguridad y eficacia en pacientes con leucemia mieloide aguda (LMA) secundaria, GRANULOKINE® debe administrarse con precaución. La seguridad y eficacia de la administración de GRANULOKINE® en pacientes menores de 55 años y con LMA de novo con buena citogenética (t(8;21), t(15;17) e inv(16)) no está establecida. Otras precauciones especiales La monitorización de la densidad ósea probablemente debe realizarse en todo paciente tratado con GRANULOKINE® durante más de 6 meses que presente una enfermedad osteoporótica de base. Los estudios de GRANULOKINE® en pacientes con alteración grave en la función hepática o renal demuestran que el perfil farmacodinámico y farmacocinético es similar al observado en individuos normales. No se requiere ajuste de dosis en estas circunstancias. La aparición de síntomas respiratorios tales como tos, fiebre y disnea, en asociación con signos radiológicos de infiltración pulmonar y deterioro de la función pulmonar, pueden ser los síntomas preliminares del síndrome de distrés respiratorio en el adulto. Se deberá suspender la administración de GRANULOKINE® y administrar el tratamiento apropiado.

· Precauciones especiales en los pacientes con cáncer Leucocitosis La administración de GRANULOKINE® a dosis superiores a 0,3 MU/kg/día (3µg/kg/día) se acompaña de un recuento leucocitario de 100 x 109 /l o superior en menos del 5% de los casos. No se ha observado ningún efecto adverso directamente atribuible a este grado de leucocitosis. Sin embargo, dada la posibilidad de que aparezcan reacciones asociadas a esta leucocitosis tan intensa, se debe controlar periódicamente el recuento de leucocitos durante el tratamiento con GRANULOKINE®. Si el recuento leucocitario supera 50 x 109/l después del nadir teórico, se debe suspender inmediatamente el tratamiento con GRANULOKINE®. Sin embargo, durante la movilización de PBPCs, la administración de GRANULOKINE® debe suspenderse o disminuirse la dosis si el recuento de leucitos aumenta por encima de 70 x 109/l. Riesgos asociados al aumento de la dosis de la quimioterapia Se deberá tener especial cautela con los pacientes tratados con quimioterapia de altas dosis, ya que no se ha demostrado una mejora de los resultados obtenidos sobre el tumor y la intensificación de las dosis de quimioterapia puede conducir a una mayor toxicidad cardiaca, pulmonar, neurológica o dermatológica (consulte la ficha técnica de los distintos agentes quimioterápicos). El tratamiento con GRANULOKINE® sólo, no evita la trombopenia y anemia secundaria a la quimioterapia mielosupresora. Los pacientes tratados con altas dosis de quimioterapia (p.ej., con las dosis plenas de acuerdo al protocolo prescrito), muestran un mayor riesgo de trombopenia y anemia. Por eso, debe vigilarse periódicamente el recuento plaquetario y el valor hematocrito. Deberán tomarse medidas de precaución especiales cuando se administran agentes quimioterápicos, tanto solos como combinados, con capacidad conocida de producir trombopenia grave. Se ha demostrado que el uso de PBPCs movilizadas por GRANULOKINE® reduce la intensidad y duración de la trombopenia tras la quimioterapia mieloablativa o mielosupresora. Otras precauciones especiales Aún no se conoce el efecto de GRANULOKINE® en los pacientes con una reducción considerable de los progenitores mieloides. GRANULOKINE® actúa fundamentalmente sobre los precursores de los neutrófilos, aumentando el recuento de estas células. Por eso, la respuesta podría disminuir en los pacientes con disminución de las células precursoras (como aquellos tratados con radioterapia o quimioterapia intensiva, o aquellos con infiltración tumoral de médula ósea). No se ha determinado el efecto de GRANULOKINE® en la enfermedad de injerto contra huésped. Casos de intolerancia heredada a la fructosa. El GRANULOKINE® contiene como excipiente sorbitol a una concentración de 50 mg/ml. Es poco probable que como consecuencia del tratamiento con GRANULOKINE® solo se infunda suficiente sorbitol como para que se produzca una toxicidad clínica significativa en estos pacientes. Aun así, se recomienda precaución en estos casos.

· Precauciones Especiales en Pacientes sometidos a Movilización de Células Progenitoras de Sangre Periférica. Movilización No hay datos comparativos randomizados prospectivamente de los dos métodos de movilización recomendados (GRANULOKINE® solo, o en combinación con quimioterapia mielosupresora) dentro de la misma población de pacientes. El grado de variación entre cada paciente así como entre las pruebas de laboratorio de las células CD 34+ indica que es difícil establecer una comparación directa entre los diferentes estudios. Es difícil, por lo tanto, recomendar un método óptimo. La elección del método de movilización se debería considerar en relación con todos los objetivos del tratamiento para cada paciente en particular. Exposición previa a agentes citotóxicos Los pacientes que han sido sometidos a una terapia mielosupresora previa muy intensiva, pueden no manifestar una movilización suficiente de PBPC para alcanzar el rendimiento mínimo recomendado ( 2.0 ×106 /cél. CD34+/ kg) o una aceleración en la recuperación plaquetaria, en el mismo grado. Algunos agentes citotóxicos muestran toxicidad especial en el reservorio progenitor hematopoyético, y ello puede afectar negativamente a la movilización de las células progenitoras. Agentes tales como melfalán, carmustina (BCNU) y carboplatino cuando se administran, durante periodos prolongados, previos al intento de movilización de las células progenitoras pueden reducir el rendimiento del mismo. Sin embargo, la administración de melfalán, carboplatino o BCNU junto con GRANULOKINE® ha mostrado ser efectiva en la movilización de las células progenitoras. Cuando se requiera efectuar trasplante de células progenitoras de sangre periférica, se recomienda planificar el procedimiento de movilización de células stem al comienzo del periodo de tratamiento del paciente. En estos pacientes, antes de administrar altas dosis de quimioterapia, se prestará especial atención al número de células progenitoras movilizadas. Si los rendimientos no son adecuados, según el valor citado, se deben considerar otras formas alternativas de tratamiento que no requieran el soporte de células progenitoras. Valoración del Rendimiento de Células Progenitoras Se recomienda prestar especial atención al método de cuantificación para valorar el número de células progenitoras recolectadas en los pacientes tratados con GRANULOKINE®. Los resultados de los análisis de la citometría de flujo del número de células CD34+ varían en función de la precisión de la metodología usada, debiéndose interpretar con precaución las recomendaciones numéricas basadas en estudios realizados en otros laboratorios. Los análisis estadísticos de la relación entre el número de células CD34+ reinfundidas y la velocidad de recuperación plaquetaria tras altas dosis de quimioterapia indican que dicha relación es compleja pero continua. La recomendación de un rendimiento mínimo de 2.0 ×106 cél. CD34+/kg se basa en las experiencias publicadas resultantes de una reconstitución hematológica adecuada. Los rendimientos superiores parecen estar en correlación con una recuperación más rápida, y los inferiores con una recuperación más lenta.

· Precauciones especiales en donantes sanos sometidos a movilización de células progenitoras a sangre periférica. La movilización de PBPC no ofrece ningún beneficio clínico directo a los donantes sanos y solamente debe considerarse en el marco de un trasplante alogénico de células progenitoras hematopoyéticas. La movilización de PBPC solamente debe considerarse en donantes que cumplan los criterios de elegibilidad clínicos y de laboratorio estandar para la movilización de PBPC prestando especial atención a los valores hematológicos y a las infecciones. La seguridad y eficacia de GRANULOKINE® en donantes menores de 16 años o mayores de 60 años no está establecida. No se recomienda el uso de GRANULOKINE® en mujeres embarazadas o madres en periodo de lactancia.

Después de la administración de filgrastim y los procesos de leucaféresis se ha observado trombocitopenia transitoria (plaquetas < 100 x 109/l) en el 35% de los sujetos estudiados. Entre ellos, se comunicaron dos casos con plaquetas < 50 x 109/l que se atribuyeron al procedimiento de leucaferesis. En caso de ser necesaria más de una leucaferesis, se debe prestar especial atención a los donantes que previo a la aferesis tengan plaquetas < 100 x 109/l; en general no se recomienda hacer aféresis si las plaquetas están por debajo de 75 x 109/l. No deben realizarse leucaféresis a donantes tratados con anticoagulantes o que se sepa que tengan defectos en la homeostasis. Debe suspenderse la administración de GRANULOKINE® o reducirse la dosis si el recuento de leucocitos supera los 70 x 109/l. Los donantes tratados con G-CSF para la movilización de PBPC deben controlarse hasta que los índices hematológicos vuelvan a los valores normales. La seguridad a largo plazo de los donantes continúa en evaluación. Durante 4 años no ha habido ninguna comunicación de hematopoyesis anormal en donantes sanos. Aún así, no se puede descartar el riesgo de estimulación de algún clon mieloide maligno. Se recomienda que el centro de aféresis lleve un control y seguimiento sistemático de los donantes de células progenitoras hematopoyéticas para garantizar la seguridad a largo plazo. Se han descrito casos aislados de ruptura esplénica en donantes sanos después de la administración de factores estimuladores de colonias de granulocitos (G-CSF). Por lo tanto, el tamaño del bazo debe controlarse cuidadosamente (e.j., examen clínico, ultrasonido). Debe considerarse un diagnóstico de ruptura esplénica en los donantes que refieran dolor en la parte superior izquierda del abdomen o en el extremo del hombro. Precauciones especiales para los receptores de células progenitoras hematopoyéticas alogénicas movilizadas con GRANULOKINE®. Los datos disponibles indican que, en comparación con el trasplante de médula ósea, las reacciones inmunológicas entre el injerto alogénico y el receptor pueden estar asociadas a un mayor riesgo de enfermedad del injerto contra el huésped (EICH) aguda o crónica.

· Precauciones especiales en los pacientes con Neutropenia Crónica Grave Hemograma El recuento de plaquetas se debe controlar cuidadosamente, sobre todo durante las primeras semanas de tratamiento con GRANULOKINE®. En los pacientes que desarrollen trombopenia, es decir, en aquellos con un recuento de plaquetas persistentemente <100.000/mm3 debe valorarse la posibilidad de suspender el tratamiento con NEUPOGE® de forma intermitente o, al menos, reducir la dosis. Existen también otros cambios del hemograma como la anemia y el aumento transitorio de los progenitores mieloides que obligan a vigilar cuidadosamente el recuento celular. Transformación hacia Leucemia o Preleucemia Conviene establecer cuidadosamente el diagnóstico de neutropenia crónica grave y diferenciarlo de otros procesos hematológicos como anemia aplásica, mielodisplasia y leucemia mieloide. Antes del tratamiento debe realizarse un hemograma completo con fórmula leucocitaria y recuento de plaquetas, así como un estudio de la morfología de la médula ósea y del cariotipo. Se han descrito casos poco frecuentes (aproximadamente 3%) de síndrome mielodisplásico (SMD) o leucemia en pacientes incluidos en ensayos clínicos con neutropenia crónica grave tratados con GRANULOKINE®. Esta observación sólo se ha hecho en pacientes con neutropenia congénita. El síndrome mielodisplásico y las leucemias son complicaciones naturales de la enfermedad y su relación con el tratamiento de GRANULOKINE® es incierta. Un subgrupo de aproximadamente 12% de pacientes cuyas evaluaciones citogenéticas fueron normales a nivel basal, presentaron posteriormente anormalidades, incluyendo monosomía 7, en la evaluación repetida de rutina. Si los pacientes con neutropenia crónica grave desarrollan una citogenética anormal, se debe sopesar cuidadosamente la relación beneficio/riesgo de continuar con el tratamiento con GRANULOKINE®; se debe interrumpir la administración de GRANULOKINE® si se desarrolla síndrome mielodisplásico o leucemia. No está claro en la actualidad si el tratamiento mantenido de los pacientes con NCG predispone hacia anormalidades citogenéticas, síndrome mielodisplásico o transformación leucémica. Se recomienda efectuar a los pacientes exámenes morfológicos y citogénicos de la médula ósea a intervalos regulares (aproximadamente cada 12 meses). Otras precauciones especiales Se deben excluir las causas que provoquen neutropenia transitoria, como es el caso de las infecciones víricas. El aumento de tamaño del bazo es una consecuencia directa del tratamiento con GRANULOKINE®. El 31% de los pacientes presentaron esplenomegalia detectable por palpación. El aumento del volumen del bazo, medido radiográficamente, se presenta al comienzo del tratamiento con GRANULOKINE® y tiende a estabilizarse. La progresión del aumento del tamaño del bazo, disminuyó o quedó frenado al reducir la dosis y, sólo un 3% de los pacientes requirieron esplenectomía. Se evaluará de forma regular el tamaño del bazo. Para detectar un aumento anómalo del volumen esplénico basta con realizar la palpación abdominal. La hematuria/proteinuria ocurren en un pequeño número de pacientes, por lo que es necesario efectuar un análisis regular de la orina para controlar esta complicación. La seguridad y la eficacia de GRANULOKINE® no está establecida en los recién nacidos y en pacientes con neutropenia autoinmune.

· Precauciones especiales en pacientes con infección por VIH Hemograma El recuento absoluto de neutrófilos (RAN) debe monitorizarse cuidadosamente, especialmente durante las primeras semanas de tratamiento con GRANULOKINE®. Algunos pacientes responden rápidamente a la dosis inicial de GRANULOKINE® con un aumento considerable del recuento de neutrófilos. Se recomienda la medición diaria del RAN durante los 2-3 primeros días de la administración de GRANULOKINE®. Después, se recomienda que el RAN se mida al menos dos veces por semana durante las dos primeras semanas y posteriormente una vez a la semana o una vez cada dos semanas durante la terapia de mantenimiento. Durante la administración intermitente de 30 M.U. (300 g)/día de GRANULOKINE® pueden producirse grandes fluctuaciones del RAN a lo largo del tiempo. Con objeto de determinar el nadir del RAN del paciente, se recomienda que se tomen muestras sanguíneas para medir el RAN inmediatamente antes de la administración de la dosis prevista de GRANULOKINE®. Riesgos asociados con dosis más altas de medicamentos mielosupresores El tratamiento con GRANULOKINE® no evita la trombocitopenia ni la anemia causada por los medicamentos mielosupresores. Como consecuencia de la posibilidad de poder recibir dosis más altas o un mayor número de estos medicamentos con el tratamiento con GRANULOKINE®, el paciente puede presentar un riesgo mayor de desarrollar trombocitopenia o anemia. Se recomienda vigilar el recuento sanguíneo de forma regular (ver más arriba). Infecciones y neoplasias que causan mielosupresión La neutropenia puede deberse a la infiltración de la médula ósea por infecciones oportunistas tales como el complejo Mycobacterium avium o a tumores como los linfomas. En los pacientes con tumores o infecciones que han infiltrado la médula ósea, se debe considerar la administración de un tratamiento adecuado para dichas condiciones, además de la administración de GRANULOKINE® para el tratamiento de la neutropenia. El efecto del GRANULOKINE® sobre la neutropenia causada por tumores o por infecciones con infiltración de la médula ósea, no está bien establecido.

· Precauciones especiales en pacientes con anemia de células falciformes En la literatura hay publicaciones indicando que recuentos elevados de leucocitos son un factor pronóstico desfavorable para los pacientes con anemia de células falciformes. Por tanto, los médicos deben tener precaución durante la administración de GRANULOKINE® a pacientes con anemia de células falciformes, debiendo instituirse un control estrecho de los parámetros clínicos y de laboratorio y estar alerta sobre la posible asociación de GRANULOKINE® con el aumento del tamaño del bazo y una crisis veno-oclusiva.

4.5 Interacción con con otros medicamentos y otras formas de interacción No se ha establecido definitivamente la seguridad y eficacia de GRANULOKINE®, administrado el mismo día que la quimioterapia citotóxica mielosupresora. No se recomienda el empleo de GRANULOKINE® desde 24 horas antes hasta 24 horas después de la quimioterapia, debido a la sensibilidad de las células mieloides, en fase de replicación rápida, a la quimioterapia citotóxica mielosupresora. Las evidencias preliminares provenientes de un pequeño número de pacientes tratados concomitantemente con GRANULOKINE® y 5-Fluorouracilo indican que se puede exacerbar la gravedad de la neutropenia. Todavía no se ha investigado en ensayos clínicos la posible interacción con otros factores de crecimiento hematopoyético o citocinas. Debido a que el litio estimula la liberación de neutrófilos, es probable que potencie el efecto del GRANULOKINE®. Aunque esta interacción no se ha investigado formalmente, no hay evidencia de que pueda ser nociva.

4.6 Uso durante el embarazo y la lactancia No se conoce la seguridad del GRANULOKINE® en la mujer embarazada. En la literatura hay publicaciones que demuestran el paso transplacentario del filgrastim en la mujer embarazada. No hay evidencias en los ensayos clínicos en ratas y conejos de que GRANULOKINE® sea teratogénico. Se ha observado una mayor incidencia de pérdidas embrionarias en los conejos, pero ningún tipo de malformación. Por eso, se debe valorar siempre el posible riesgo para el feto del empleo de GRANULOKINE® frente a los beneficios terapéuticos esperados en la mujer embarazada. Se desconoce si GRANULOKINE® se excreta en leche materna. No se recomienda su uso durante el periodo de lactancia

4.7 Efecto sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinaria No se ha observado ningún efecto sobre la capacidad para conducir o manejar máquinas

MINISTERIO 4.8 Reacciones adversas

· En los pacientes con cáncer En los ensayos clínicos, las reacciones adversas más frecuentes atribuibles a GRANULOKINE®, después de aplicar las dosis recomendadas, consistieron en dolor musculoesquelético leve a moderado en un 10% de los pacientes y grave en un 3%. En general, el dolor musculoesquelético responde a los analgésicos habituales. Otras reacciones adversas menos frecuentes comprenden las anomalías urinarias, especialmente, la disuria leve o moderada. En los ensayos clínicos aleatorios y controlados con placebo, GRANULOKINE® no aumentó la incidencia de reacciones adversas asociadas a la quimioterapia citotóxica. Los efectos adversos que ocurrieron con la misma frecuencia en los pacientes tratados con GRANULOKINE®/quimioterapia y placebo/quimioterapia consistieron en náuseas y vómitos, alopecia, diarrea, fatiga, anorexia, mucositis, cefalea, tos, erupción cutánea, dolor torácico, debilidad generalizada, dolor faríngeo, estreñimiento y dolor no especificado. La administración de GRANULOKINE® a las dosis recomendadas produjo un aumento reversible, dependiente de la dosis y, en general, leve a moderado de la lactodeshidrogenasa, fosfatasa alcalina, ácido úrico sérico y gamma-glutamil transpeptidasa en aproximadamente el 50%, 35%, 25% y 10% de los pacientes, respectivamente. Se han descrito ocasionalmente descensos transitorios de la presión arterial, que no requieren tratamiento clínico. De forma esporádica se han observado también problemas vasculares del tipo de enfermedad veno-oclusiva y alteraciones del volumen de los líquidos corporales en pacientes tratados con quimioterapia a dosis altas seguido de trasplante autólogo de médula ósea. No se ha podido establecer una relación causal con GRANULOKINE®. Se han observado casos muy raros de vasculitis cutánea en pacientes tratados con GRANULOKINE®. Se desconoce el mecanismo de vasculitis en pacientes tratados con GRANULOKINE®. Ocasionalmente se ha informado de la aparición del síndrome de Sweet (dermatosis febril aguda). Sin embargo, no se ha establecido una relación causal con GRANULOKINE®, ya que un porcentaje importante de estos pacientes padecian leucemia, condición que se conoce que se asocia al síndrome de Sweet. En algunos casos individuales se ha observado exacerbación de la artritis reumatoide. Se han descrito casos de infiltración pulmonar resultando, en algunos casos, en insuficiencia respiratoria o síndrome de distrés respiratorio en el adulto, que pueden llegar a ser fatales.

· En raros casos se han comunicado síntomas que sugieren reacciones de tipo alérgico; aproximadamente la mitad de ellos se asociaron a la dosis inicial. En conjunto, estas reacciones son más frecuentes tras la administración IV y la re-exposición puede inducir, en ciertos casos, una recidiva sintomática.

· En la movilización de células progenitoras de sangre periférica en donantes sanos. La reacción adversa comunicada más frecuentemente fue dolor musculoesquelético transitorio, de leve a moderado. Se ha observado leucocitosis (leucocitos >50 x 109/l) en el 41% de los donantes y trombocitopenia transitoria (plaquetas < 100 x 109/l)después de la administración de filgrastim y los procesos de aféresis en el 35% de los donantes. Se han comunicado descensos leves, transitorios de la fosfatasa alcalina, LDH, SGOT y el ácido úrico en donantes sanos tratados con filgrastim, sin secuelas clínicas. Raramente se ha observado exacerbación de la artritis reumatoide. Raramente se han comunicado síntomas sugerentes de una reacción de tipo alérgico. Se ha comunicado dolor de cabeza, atribuído a filgrastim, en los ensayos de PBPC con donantes sanos. Se han descrito casos aislados de ruptura esplénica en donantes sanos que han recibido G-CSF (ver apartado 4.4).

· En pacientes con neutropenia crónica grave (NCG) Las reacciones adversas relacionadas con el tratamiento de GRANULOKINE® en los pacientes con NCG ocurren con muy poca frecuencia y tienden a reducirse con el tiempo. Las reacciones adversas más frecuentes atribuibles a GRANULOKINE® son el dolor óseo y el dolor musculoesquelético generalizado. Otras reacciones adversas observadas comprenden el aumento de tamaño del bazo, que generalmente no es progresivo, y la trombopenia. Generalmente en menos del 10% de los pacientes, se ha observado cefalea y diarrea al comienzo de la terapia con GRANULOKINE®. Con una incidencia similar y sólo tras la administración prolongada, se ha observado anemia y epistaxis. Asimismo, se han observado aumentos transitorios de tipo asintomático de los niveles séricos del ácido úrico, lactodeshidrogenasa y fosfatasa alcalina. También, se han observado de forma transitoria descensos moderados de glucosa en sangre en situaciones de no ayuno. Otros efectos adversos, posiblemente relacionadas con el tratamiento de GRANULOKINE® observadas en menos del 2% de los pacientes con NCG, consisten en reacción en el lugar de inyección, cefalea, hepatomegalia, artralgias, alopecia, osteoporosis y erupción. Se ha observado una vasculitis cutánea tras el empleo prolongado de GRANULOKINE® en el 2% de los pacientes con NCG. Se han descrito muy pocos casosproteinuria/hematuria

· En pacientes con VIH En los ensayos clínicos, los únicos efectos adversos que se consideraron relacionados con la administración de GRANULOKINE® de un modo consistente fueron dolor musculoesquelético, dolor óseo predominantemente de leve a moderado, y mialgias. La incidencia de dichos efectos era similar a la descrita en los pacientes con cáncer. El aumento del tamaño del bazo se estimó relacionado con el tratamiento con GRANULOKINE® en menos del 3% de los pacientes. En todos los casos, se consideró de leve a moderado durante la exploración física y el deselance clínico fue benigno; a ningún paciente se le diagnosticó hiperesplanismo y ninguno tuvo que someterse a una esplenoctemía. Como el aumento del tamaño del bazo es frecuente en los pacientes con infección por VIH y la mayoría de los pacientes con SIDA lo presentan en mayor o menor grado, no está clara su relación con el tratamiento con GRANULOKINE®.

4.9 Sobredosificación

MINISTERIO El efecto de la sobredosis de GRANULOKINE® no se conoce. La interrupción del tratamiento con GRANULOKINE® se acompaña, habitualmente, de una disminución a la mitad de los neutrófilos circulantes al cabo de 1-2 días y de una normalización al cabo de 1-7 días.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS DE ESTE MEDICAMENTO

Grupo farmacoterapéutico B06B

5.1 Propiedades farmacodinámicas G-CSF humano es una glucoproteína que regula la producción y liberación de los neutrófilos funcionales de la médula ósea. GRANULOKINE® contiene r-metHuG-CSF (filgrastim) que aumenta considerablemente el recuento de neutrófilos en sangre periférica a las 24 horas y mínimamente el de monocitos. Filgrastim también induce un leve aumento de los eosinófilos y basófilos circulantes con relación a los valores iniciales en algunos pacientes con neutropenia crónica grave; alguno de estos pacientes muestran eosinofilia o basofilia ya antes del tratamiento. El incremento de los neutrófilos depende de la dosis, cuando se aplica la posología recomendada. Los neutrófilos producidos en respuesta al filgrastim muestran una función normal o superior a la habitual, de acuerdo con las pruebas de la función quimiotáctica y fagocitaria. Después de interrumpir el tratamiento con filgrastim, el recuento de neutrófilos circulantes se reduce un 50% al cabo de 1-2 días y se normaliza en un plazo de 1 a 7 días. El empleo de filgrastim en pacientes sometidos a quimioterapia citotóxica reduce de forma significativa la incidencia, gravedad y duración de la neutropenia y de la neutropenia febril. El tratamiento con filgrastim reduce significativamente la duración de la neutropenia febril, el uso de antibióticos y la hospitalización, pero no la incidencia de fiebre o infecciones documentadas, después del tratamiento de inducción con quimioterapia en la leucemia mieloide aguda o tras una terapia mieloablativa seguida de trasplante de médula ósea. No se redujo la duración de la fiebre en los pacientes sometidos a terapia mieloablativa seguida de trasplante de médula ósea. La administración de filgrastim, bien solo o tras la quimioterapia, moviliza las células progenitoras hematopoyéticas a sangre periférica. Estas células progenitoras de sangre periférica autóloga (PBPCs) se pueden recolectar e infundir después de altas dosis de terapia citotóxica, bien junto con trasplante de médula ósea o en lugar de éste. La infusión de las PBPCs acelera la recuperación hematopoyética, reduciendo el período de riesgo de complicaciones hemorrágicas y la necesidad de transfusiones plaquetarias. Los receptores de trasplante alogénico de células progenitoras hematopoyéticas movilizadas con GRANULOKINE® experimentaron una recuperación hematopoyética significativamente más rápida que los tratados con trasplante alogénico de médula ósea, resultando en una disminución significativa del tiempo hasta la recuperación de las plaquetas sin soporte externo. Utilización de filgrastim para la movilización de células progenitoras a sangre periférica en donantes sanos previo al trasplante alogénico de células progenitoras de sangre periférica. En donantes sanos, la administración subcutánea de 10 g/kg/día durante 4 a 5 días consecutivos permite obtener 4 x 106 células CD34+ por kilo de peso del receptor en la mayoría de los donantes después de dos leucaféresis. El empleo de filgrastim en pacientes, tanto niños como adultos, con neutropenia crónica grave (neutropenia congénita grave, neutropenia cíclica y neutropenia idiopática) induce un aumento mantenido del recuento absoluto de neutrófilos en sangre periférica y reduce el número de infecciones y procesos relacionados. La administración de filgrastim a pacientes con infección por VIH mantiene el recuento de neutrófilos en los niveles normales permitiendo la administración de la medicación antiviral y/u otras medicaciones mielosupresoras. No hay evidencia de que los pacientes con infección por VIH tratados con filgrastim presenten un aumento de la replicación del VIH. Como otros factores de crecimiento hematopoyéticos, in vitro el G-CSF ha demostrado tener propiedades estimuladoras sobre las células endoteliales humanas.

5.2 Propiedades farmacocinéticas El aclaramiento del filgrastim sigue una farmacocinética de primer orden, tras su administración subcutánea e intravenosa. La semivida de eliminación de filgastrim es de aproximadamente 3,5 horas con un aclaramiento aproximado de 0,6 ml/min/kg. La infusión continua de GRANULOKINE® a lo largo de periodos de hasta de 28 días en pacientes que se recuperan del trasplante de médula ósea autóloga no se asocia a acumulación farmacológica y las semividas de eliminación son comparables. Existe una correlación lineal positiva entre la dosis y la concentración sérica del filgrastim tanto si se administra por vía intravenosa como subcutánea. Las concentraciones séricas se mantienen por encima de 10 ng/ml durante 8 a 16 horas después de la administración subcutánea de las dosis recomendadas. El volumen de distribución en la sangre es de aproximadamente 150 ml/kg.

5.3. Datos preclínicos de seguridad

No existen datos preclínicos de relevancia para el prescriptor adicionales a los ya incluidos en otras secciones de esta Ficha Técnica.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1 Relación de excipientes Acetato sódico* Sorbitol Polisorbato 80 Agua para inyectables *El acetato sódico se forma durante la valoración del ácido acético glacial con hidróxido sódico.

6.2 Incompatibilidades GRANULOKINE® no debe diluirse en soluciones salinas. El filgrastim diluído, puede adsorberse al vidrio y materiales plástico. Este medicamento no debe mezclarse con otros productos excepto los indicados en 6.6.

6.3 Periodo de validez 2 años. La estabilidad química y física de la solución diluída para infusión ha sido demostrada durante 24 horas almacenada entre 2 y 8°C. Desde el punto de vista microbiológico, el producto debe ser usado inmediatamente. Si no se usa inmediatamente, el tiempo y las condiciones de almacenamiento de la solución diluída son responsabilidad del usuario y normalmente no deberían sobrepasar las 24 horas entre 2 y 8°C, a no ser que la dilución se haya realizado bajo condiciones de asepsia validadas y controladas.

6.4 Precauciones especiales de conservación Conservar entre 2ºC y 8°C

6.5 Naturaleza y contenido del envase GRANULOKINE® 30 MU/0,5 ml y GRANULOKINE® 48 MU/0,5 ml se suministran en jeringas precargadas incoloras de vidrio tipo I. Tamaños de envase: GRANULOKINE® 30 MU/0,5 ml: envase con 1 o 5 jeringas precargadas. GRANULOKINE® 48 MU/0,5 ml: envase con 1 o 5 jeringas precargadas.

6.6 Instrucciones de uso/manipulación y eliminación GRANULOKINE® se puede diluir, si es necesario, en una solución de glucosa al 5%. No se recomienda en ningún caso diluir a concentraciones finales inferiores a 0,2 MU (2 µg) por ml. La solución debe inspeccionarse visualmente antes de usarla. Solamente deben utilizarse soluciones transparentes sin partículas. Si el filgrastim se diluye a concentraciones inferiores a 1,5 MU (15 µg) por ml, debe añadirse albúmina sérica humana (ASH) a una concentración final de 2 mg/ml. Ejemplo: si el volumen de inyección final es de 20 ml y la dosis total de filgrastim inferior a 30 MU (300 µg), deben administrarse 0,2 ml de una solución de albúmina humana al 20% (F. Eur.) . GRANULOKINE® no contiene conservantes. En vista de un posible riesgo de contaminación microbiana, las jeringas precargadas de GRANULOKINE® son para uso único. La eliminación de los productos no utilizados o de los envases se establecerá de acuerdo con las exigencias locales. GRANULOKINE®, diluído en una solución de glucosa al 5%, es compatible con el vidrio y diversos plásticos como PVC, poliolefina (copolímero de polipropileno y polietileno) y polipropileno.

7 NOMBRE Y DIRECCIÓN PERMANENTE DEL PROPIETARIO DE LA AUTORIZACIÓN PARA LA COMERCIALIZACIÓN Amgen Europe B.V. Minervum 7061, NL-4817 ZK Breda Holanda

8 NOMBRE Y DIRECCIÓN PERMANENTE DEL LABORATORIO COMERCIALIZADOR Amgen S.A. World Trade Center Barcelona Moll de Barcelona, s/n Edificio Sur, 8ª planta 08039 Barcelona

9 FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN: Mayo 2002

10 Fecha de revisión (parcial) del texto




Otras presentaciones de este medicamento:

GRANULOKINE 30MU/0,5ML 1 JER PREC SOL INY



Prospectos de medicamentos.