prospectos de medicamentos


GENOTONORM MINIQUICK 2 mg polvo y disolvente para solución inyectable, 7 viales








Ficha del medicamento:

Información Basica del medicamento

Principio activo: SOMATROPINA
Codigo Nacional: 664938
Codigo Registro: 61822
Nombre de presentacion: GENOTONORM MINIQUICK 2 mg polvo y disolvente para solución inyectable, 7 viales
Laboratorio: PFIZER, S.A.
Fecha de autorizacion: 1998-04-01
Estado: Autorizado
Fecha de estado: 1998-04-01

Prospecto

Toda la información del medicamento

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

GENOTONORM MINIQUICK 0,2 mg polvo y disolvente para solución inyectable GENOTONORM MINIQUICK 0,4 mg polvo y disolvente para solución inyectable GENOTONORM MINIQUICK 0,6 mg polvo y disolvente para solución inyectable GENOTONORM MINIQUICK 0,8 mg polvo y disolvente para solución inyectable GENOTONORM MINIQUICK 1 mg polvo y disolvente para solución inyectable GENOTONORM MINIQUICK 1,2 mg polvo y disolvente para solución inyectable GENOTONORM MINIQUICK 1,4 mg polvo y disolvente para solución inyectable GENOTONORM MINIQUICK 1,6 mg polvo y disolvente para solución inyectable GENOTONORM MINIQUICK 1,8 mg polvo y disolvente para solución inyectable GENOTONORM MINIQUICK 2 mg polvo y disolvente para solución inyectable

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Somatropina (DCI.) es hormona de crecimiento recombinante humana obtenida por tecnología del ADN recombinante en E. coli.

GENOTONORM MINIQUICK 0,2 mg Polvo y disolvente para solución inyectable Un vial contiene 0,2 mg de somatropina. Después de la reconstitución, cada vial contiene 0,2 mg de somatropina en 0,25 ml.

GENOTONORM MINIQUICK 0,4 mg Polvo y disolvente para solución inyectable Un vial contiene 0,4 mg de somatropina. Después de la reconstitución, cada vial contiene 0,4 mg de somatropina en 0,25 ml.

GENOTONORM MINIQUICK 0,6 mg Polvo y disolvente para solución inyectable Un vial contiene 0,6 mg de somatropina. Después de la reconstitución, cada vial contiene 0,6 mg de somatropina en 0,25 ml.

GENOTONORM MINIQUICK 0,8 mg Polvo y disolvente para solución inyectable Un vial contiene 0,8 mg de somatropina. Después de la reconstitución, cada vial contiene 0,8 mg de somatropina en 0,25 ml.

GENOTONORM MINIQUICK 1 mg Polvo y disolvente para solución inyectable Un vial contiene 1 mg de somatropina. Después de la reconstitución, cada vial contiene 1 mg de somatropina en 0,25 ml.

GENOTONORM MINIQUICK 1,2 mg Polvo y disolvente para solución inyectable Un vial contiene 1,2 mg de somatropina. Después de la reconstitución, cada vial contiene 1,2 mg de somatropina en 0,25 ml.

GENOTONORM MINIQUICK 1,4 mg Polvo y disolvente para solución inyectable Un vial contiene 1,4 mg de somatropina. Después de la reconstitución, cada vial contiene 1,4 mg de somatropina en 0,25 ml.

GENOTONORM MINIQUICK 1,6 mg Polvo y disolvente para solución inyectable Un vial contiene 1,6 mg de somatropina. Después de la reconstitución, cada vial contiene 1,6 mg de somatropina en 0,25 ml.

GENOTONORM MINIQUICK 1,8 mg Polvo y disolvente para solución inyectable Un vial contiene 1,8 mg de somatropina.

Después de la reconstitución, cada vial contiene 1,8 mg de somatropina en 0,25 ml.

GENOTONORM MINIQUICK 2 mg Polvo y disolvente para solución inyectable Un vial contiene 2 mg de somatropina. Después de la reconstitución, cada vial contiene 2 mg de somatropina en 0,25 ml.

Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Polvo y disolvente para solución inyectable. Vial de doble cámara con un polvo blanco en el compartimento anterior y una solución clara en el posterior.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas

Niños Trastorno del crecimiento por secreción insuficiente de hormona de crecimiento (deficiencia de hormona de crecimiento) y trastorno del crecimiento asociado a Síndrome de Turner o insuficiencia renal crónica.

Trastorno del crecimiento (talla actual <-2,5 SDS y talla parental ajustada <-1 SDS) en niños con talla baja nacidos pequeños para su edad gestacional (PEG) con un peso y/o longitud en el momento de su nacimiento por debajo de -2 DE, que no hayan mostrado una recuperación en el crecimiento (velocidad de crecimiento < 0 SDS durante el último año) a los 4 años o posteriormente.

Síndrome de Prader-Willi (SPW), para mejorar el crecimiento y la composición corporal. El diagnóstico del SPW debe ser confirmado mediante un test genético adecuado.

Adultos GENOTONORM está indicado en terapia sustitutiva en adultos con un déficit marcado de hormona de crecimiento.

Inicio en la edad adulta: Pacientes que tienen un déficit gravede hormona de crecimiento asociado a múltiplescarencias hormonales como resultado de una patología hipotalámica o hipofisaria conocida, y que tienen al menos otro déficit hormonal hipofisario conocido, no siendo el de prolactina. A estos pacientes se les deberá realizar un test de estimulación dinámica apropiado para diagnosticar o descartar un déficit de hormona de crecimiento.

Inicio en la edad infantil: Pacientes que tuvieron un déficit de hormona de crecimiento durante la infancia como resultado de factores congénitos, genéticos, adquiridos o idiopáticos. A los pacientes con déficit de hormona de crecimiento de inicio en la infancia, se les debe re-evaluar la capacidad secretora de hormona de crecimiento tras finalización del crecimiento longitudinal.

En pacientes con una elevada probabilidad de déficit persistente de hormona de crecimiento, por ejemplo, una causa congénita o un déficit de hormona de crecimiento secundario a una enfermedad o lesión hipofisaria/hipotalámica, se considera indicio suficiente de déficit severo de hormona del crecimiento, un IGF-I < -2 DE. El resto de pacientes necesitarán la valoración del IGF-I y un test de estimulación de hormona de crecimiento.

4.2 Posología y forma de administración

La dosificación y el programa de administración deben ser individualizados.

La inyección debe administrarse por vía subcutánea y el lugar de inyección debe variarse para evitar lipoatrofia.

Trastornos del crecimiento debido a secreción insuficiente de hormona de crecimiento en niños: Generalmente se recomienda una dosis de 0,025-0,035 mg/kg de peso corporal y día o 0,7- 1,0 mg/m2 de superficie corporal y día. Se han utilizado dosis superiores. Si el déficit de hormona de crecimiento iniciado en la edad infantil persiste en la adolescencia, se debe continuar el tratamiento hasta que se haya alcanzado el desarrollo somático completo (por ejemplo: composición corporal, masa ósea). Uno de los objetivos terapéuticos durante el periodo de transición es alcanzar una concentración normal de masa ósea, definida conun T score > -1 (es decir, estandarizada la media de la concentración de masa ósea en el adulto, calculada mediante absorciometría de rayos x de energía dual yteniendo en consideración el sexo y la etnia). Para más detalles sobre la dosificación, ver el apartado inferior relativo a pacientes adultos.

Niños con síndrome de Prader-Willi, para mejorar el crecimiento y la composición corporal: En general, se recomienda una dosis de 0,035 mg/kg de peso corporal y día o 1,0 mg/m2 de superficie corporal y día. No se debe exceder de una dosis diaria de 2,7 mg. El tratamiento no debe utilizarse en niños con una velocidad de crecimiento inferior a 1 cm por año y próximos al cierre de la epífisis.

Trastorno del crecimiento asociado a Síndrome de Turner: Se recomienda una dosis de 0,045- 0,050 mg/kg de peso corporal y día o 1,4 mg/m2 de superficie corporal y día.

Trastorno del crecimiento en Insuficiencia renal crónica: Se recomienda una dosis de 1,4 mg/m2 de superficie corporal y día (aproximadamente 0,045-0,050 mg/kg de peso y día). Pueden ser necesarias dosis más altas si la velocidad de crecimiento es demasiado baja. Una corrección de la dosis puede ser necesaria después de 6 meses de tratamiento.

Trastorno del crecimiento en niños con talla baja nacidos pequeños para su edad gestacional (PEG): Normalmente se recomienda una dosis de 0,035 mg/kg de peso y día (1 mg/m2 de superficie corporal y día) hasta alcanzar la talla final (ver apartado 5.1). El tratamiento debe interrumpirse después del primer año de tratamiento si la SDS de velocidad de crecimiento está por debajo de +1. El tratamiento debe interrumpirse si la velocidad de crecimiento es <2 cm/año y, en caso de necesitar confirmación, si la edad ósea es >14 años (niñas) o >16 años (niños), correspondiente al cierre de las placas de crecimiento epifisario.

Posología recomendada en pacientes pediátricos Indicación Deficiencia de Hormona de Crecimiento 0,025 - 0,035 0,7 - 1,0 en niños Síndrome de Prader-Willi en niños 0,035 1,0 Síndrome de Turner 0,045 - 0,050 1,4 Insuficiencia renal crónica 0,045 - 0,050 1,4 Niños nacidos pequeños para su edad 0,035 1,0 gestacional (PEG)

Deficiencia de hormona de crecimiento en pacientes adultos: La dosis recomendada para reanudar el tratamiento en aquellos pacientes que continúen con hormona de crecimiento tras un déficit de GH en la infancia, es de 0,2-0,5 mg/día. La dosis se debe ir incrementando o disminuyendo gradualmente de acuerdo a las necesidades individuales del paciente, determinadas de acuerdo a la concentración del IGF-I. En pacientes con déficit de hormona de crecimiento de inicio en la edad adulta, se deberá comenzar con una dosis baja, 0,15-0,3 mg al día. La dosis deberá ser aumentada gradualmente según las necesidades individuales del paciente, determinadas de acuerdo a la concentración del IGF-I. En ambos casos, el objetivo del tratamiento debe ser alcanzar concentraciones de IGF-I dentro de 2 DE de la media corregida por la edad. Los pacientes con concentración normal de IGF-I al comienzo del tratamiento deben recibir hormona de crecimiento hasta alcanzar un nivel de IGF-I dentro del rango superior normal, sin exceder las 2 DE. La respuesta clínica y los efectos secundarios pueden ser también utilizados como guía para el ajuste de la dosis. Es sabido que hay pacientes con deficiencia de hormona de crecimiento que no llegan a normalizar los niveles de IGF-I a pesar de tener una buena respuesta clínica, y por tanto, no requieren ajuste de dosis. La dosis diaria de mantenimiento no debe exceder de 1,0 mg al día. Las mujeres pueden necesitar dosis más elevadas que los hombres, mostrando los hombres un aumento de la sensibilidad al IGF-I con el tiempo. Esto significa que existe el riesgo de que las mujeres, especialmente aquellas que estén recibiendo terapia de sustitución estrogénica oral, estén infra-dosificadas, mientras que los hombres estén sobre-dosificados. Por tanto, la precisión de dosificación de hormona de crecimiento debe ser controlada cada 6 meses. Dado que la producción de hormona de crecimiento fisiológica disminuye con la edad, se reducen los requerimientos de dosis. En pacientes de edad superior a 60 años, la terapia se debe iniciar con una dosis de 0,1-0,2 mg al día y debe aumentarse de forma lenta de acuerdo a las necesidades individuales del paciente. Se debe utilizar la dosis mínima eficaz. En estos pacientes las dosis de mantenimiento diarias rara vez exceden los 0,5 mg al día. 4.3 Contraindicaciones

GENOTONORM no debe administrarse cuando se observen signos de actividad tumoral y el tratamiento antitumoral deberá haber finalizado antes de iniciar esta terapia.

GENOTONORM no se administrará para fomentar el crecimiento en los niños con epífisis ya cerradas.

Los pacientes con enfermedad aguda en fase crítica que sufran complicaciones posteriores a cirugía a corazón abierto, cirugía abdominal, traumatismo accidental múltiple, fallo respiratorio agudo o condiciones similares, no deben ser tratados con GENOTONORM. (Para pacientes en tratamiento con terapia sustitutiva, ver sección 4.4. "Advertencias y precauciones especiales de empleo").

Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes.

4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo

El diagnóstico y el tratamiento con GENOTONORM deben ser iniciados y monitorizados por médicos convenientemente cualificados y con experiencia en el diagnóstico y seguimiento de pacientes en la indicación terapéutica correspondiente.

Somatropina puede inducir un estado de resistencia a la insulina y, en algunos pacientes, hiperglucemia. Por ello, debe observarse cualquier evidencia de intolerancia a la glucosa en los pacientes en tratamiento con dicha hormona. En raras ocasiones y como consecuencia de la terapia con somatropina, los pacientes pueden llegar a cumplir los criterios diagnósticos de diabetes mellitus tipo II. En la mayoría de los casos en los que esto ha sucedido, existían factores de riesgo tales como obesidad (incluidos pacientes obesos con SPW), antecedentes familiares, tratamiento con esteroides o una intolerancia a la glucosa preexistente al tratamiento con somatropina. En pacientes con diabetes mellitus manifiesta, al iniciar el tratamiento con somatropina se podría precisar un ajuste de la terapia antidiabética.

Durante el tratamiento con somatropina, se ha observado un aumento de la conversión de T4 a T3 que puede causar una reducción de las concentraciones en suero de T4 y un incremento de las concentraciones T3 séricas. En general, los niveles de hormona tiroidea periférica se han mantenido en los rangos de referencia en sujetos sanos. Los efectos de somatropina sobre los niveles de la hormona tiroidea pueden ser de relevancia clínica en pacientes con hipotiroidismo central subclínico en los que teóricamente se puede desarrollar hipotiroidismo. Por el contrario, en pacientes que reciban terapia sustitutiva con tiroxina, puede producirse hipertiroidismo leve. Es por tanto particularmente aconsejable comprobar la función tiroidea después de comenzar el tratamiento con somatropina y después de los ajustes de dosis.

En los enfermos con deficiencia de hormona de crecimiento secundaria al tratamiento de enfermedades malignas se recomienda prestar atención a los signos de recaída de la tumoración.

En los pacientes con trastornos endocrinos, incluida la deficiencia de hormona de crecimiento, es más frecuente observar una epifisiolisis de cadera que en la población general. Por eso, hay que realizar una exploración clínica de las cojeras infantiles durante el tratamiento con somatropina.

En caso de cefalea grave o recidivante, problemas visuales, náuseas y/o vómitos se recomienda realizar un estudio del fondo de ojo para excluir un edema de papila. Si se confirma el edema de papila, debe considerarse el diagnóstico de hipertensión intracraneal benigna y, si procede, suspender el tratamiento con hormona de crecimiento. Actualmente, no existe un criterio establecido sobre la actitud clínica que debe adoptarse en los pacientes cuya hipertensión intracraneal ha remitido. Sin embargo, la experiencia clínica ha demostrado que a menudo es posible una reinstauración del tratamiento sin recurrencia de hipertensión intracraneal. Si se reinstaura el tratamiento con hormona de crecimiento, es necesario vigilar atentamente la aparición de síntomas de hipertensión intracraneal.

La experiencia en pacientes mayores de 80 años es limitada. Los pacientes ancianos son más sensibles a la acción de GENOTONORM, y por lo tanto, pueden ser más propensos a desarrollar reacciones adversas.

En pacientes con SPW, el tratamiento deberá ser siempre combinado con una dieta baja en calorías.

Se han notificado casos de fallecimiento asociados al uso de hormona de crecimiento en pacientes pediátricos con síndrome de Prader-Willi, que presentaban uno o más de los siguientes factores de riesgo: obesidad mórbida (pacientes con un exceso de peso/altura del 200%), antecedentes de

MINISTERIO insuficiencia respiratoria o apnea del sueño o infección respiratoria no identificada. El riesgo podría estar aumentado en pacientes con uno o más de estos factores.

Antes de iniciar el tratamiento con somatropina en pacientes con síndrome de Prader-Willi, debe evaluarse si existe obstrucción de las vías respiratorias altas, apnea del sueño o infecciones respiratorias.

Si durante la evaluación de la obstrucción de las vías respiratorias altas se encuentran hallazgos patológicos, se debe remitir al niño a un especialista para el tratamiento y la resolución de los trastornos respiratorios antes de iniciar el tratamiento con hormona de crecimiento.

Antes de la instauración del tratamiento con hormona de crecimiento, se debe evaluar si el paciente padece apnea del sueño utilizando métodos reconocidos tales como polisomnografía u oximetría durante la noche, y si hay sospecha de ello, debe monitorizarse.

Si durante el tratamiento con somatropina los pacientes muestran signos de obstrucción de las vías respiratorias altas (incluyendo el comienzo o aumento de los ronquidos), se deberá interrumpir el tratamiento y se debe realizar una nueva valoración por el especialista.

Todos los pacientes con síndrome de Prader-Willi en los que se sospeche apnea del sueño, deben ser monitorizados.

Debe monitorizarse a los pacientes para vigilar los signos de infección respiratoria ya que deben ser diagnosticados tan pronto como sea posible y tratados de forma intensiva.

En todos los pacientes con síndrome de Prader-Willi, también se debe realizar un control eficaz del peso antes y durante el tratamiento con hormona de crecimiento.

La escoliosis es frecuente en pacientes con SPW. La escoliosis puede acentuarse durante períodos de crecimiento rápido en cualquier niño. Se deben monitorizar los signos de escoliosis durante el tratamiento con hormona de crecimiento. No obstante, no se ha observado un aumento en la incidencia o gravedad de escoliosis originado por la hormona de crecimiento.

La experiencia en tratamiento prolongado en adultos y en pacientes con SPW es limitada.

Antes de comenzar el tratamiento en niños con talla baja nacidos pequeños para su edad gestacional (PEG), se deben descartar otros problemas médicos o tratamientos que pudieran ser causa del trastorno de crecimiento.

En niños PEG se recomienda comprobar la insulina y la glucosa en sangre, en ayunas, antes de iniciar el tratamiento y posteriormente realizar controles anuales. En pacientes con riesgo añadido de diabetes mellitus (p. ej., antecedentes familiares de diabetes, obesidad, resistencia grave a la insulina, acantosis nigricans), se debe realizar una prueba de tolerancia oral a la glucosa (OGTT). En caso de diabetes ya establecida, no se debe administrar la hormona de crecimiento.

En niños PEG se recomienda comprobar los niveles de IGF-I antes de comenzar el tratamiento, repitiendo los análisis dos veces al año. Si en controles repetidos, los niveles de IGF-1 estuvieran por encima de +2 DE, en comparación con los valores de referencia respecto a edad y estado de pubertad, se puede tener en cuenta la relación IGF-1/IGFBP-3 para considerar el ajuste de dosis.

La experiencia de inicio de tratamiento en pacientes PEG cercano al inicio de la pubertad es limitada. Por tanto, no se recomienda comenzar el tratamiento cerca del inicio de la pubertad. La experiencia en pacientes con Síndrome de Silver-Russell es limitada.

Parte de la ganancia de talla obtenida con el tratamiento con hormona de crecimiento en niños PEG se puede perder si el tratamiento se interrumpe antes de alcanzar la talla final.

El inicio del tratamiento en pacientes con insuficiencia renal crónica requiere que la función renal esté por debajo del 50% de lo normal. Para verificar los trastornos de crecimiento, el crecimiento debería evaluarse durante un año antes de iniciar el tratamiento. Durante este periodo, se deberá haber establecido tratamiento conservador para la insuficiencia renal crónica (que incluye control de la acidosis, del hiperparatiroidismo y del estado nutricional) y mantenerlo durante la terapia.

El tratamiento debe interrumpirse en caso de trasplante renal.

Hasta la fecha, no hay datos disponibles sobre la altura final en pacientes con insuficiencia renal crónica tratados con GENOTONORM.

Los efectos de GENOTONORM sobre la recuperación de pacientes adultos críticamente enfermos se han evaluado en dos ensayos controlados con placebo en 522 pacientes adultos con complicaciones posteriores a cirugía a corazón abierto, cirugía abdominal, traumatismo accidental múltiple o fallo respiratorio agudo. La mortalidad fue superior en los pacientes tratados diariamente con 5,3 u 8 mg de GENOTONORM, en comparación con los pacientes que recibieron placebo, 42% vs. 19%. En base a esta información, este tipo de pacientes no deben ser tratados con GENOTONORM. Dado que no existe información disponible sobre la seguridad del tratamiento sustitutivo con hormona de crecimiento en pacientes críticamente enfermos, los beneficios del tratamiento continuado en esta situación deben considerarse sobre la base de los riesgos potenciales.

En todos los pacientes que desarrollen algún otro tipo de enfermedad aguda en fase crítica o similar, el posible beneficio del tratamiento con GENOTONORM deberá ser sopesado en relación con el riesgo potencial que implica.

4.5 Interacción con con otros medicamentos y otras formas de interacción

Los datos de un estudio de interacción realizado en adultos con deficiencia de hormona de crecimiento, sugieren que la administración de somatropina puede aumentar el aclaramiento de compuestos conocidos que se metabolizan por las isoenzimas del citocromo P450. El aclaramiento de compuestos metabolizados por el citocromo P450 3A4 (p.ej., esteroides sexuales, corticosteroides, anticonvulsivantes y ciclosporina) puede aumentar de forma especial, dando lugar a niveles plasmáticos más bajos de estos compuestos. La relevancia clínica de este hallazgo se desconoce. Ver también sección 4.4. para información relacionada con diabetes mellitus y trastornos tiroideos y sección 4.2. para el establecimiento de terapia estrogénica oral sustitutiva.

4.6 Embarazo y lactancia

No existe experiencia clínica sobre el uso de GENOTONORM en mujeres embarazadas. Los datos experimentales en animales son incompletos. El tratamiento con GENOTONORM se debe interrumpir en cuanto se conozca el embarazo.

Durante un embarazo normal los niveles de hormona de crecimiento hipofisaria caen de forma marcada después de 20 semanas de gestación, siendo sustituidas casi totalmente por la hormona de crecimiento placentaria a las 30 semanas. En vista de ello, no es probable que la terapia sustitutiva continuada con somatropina sea necesaria durante el tercer trimestre de embarazo, en mujeres con deficiencia de hormona de crecimiento.

Se desconoce si la somatropina es excretada en la leche materna, aunque la absorción de la proteína intacta en el tracto gastrointestinal del lactante es poco probable.

4.7 Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

Somatropina no influye en la capacidad para conducir y utilizar máquinas.

4.8 Reacciones adversas

Los pacientes con deficiencia de hormona de crecimiento se caracterizan por una disminución del volumen extracelular. Cuando se instaura el tratamiento con somatropina este déficit se corrige rápidamente. En los pacientes adultos, los efectos secundarios relacionados con la retención de líquidos, tales como edema periférico, rigidez en las extremidades, artralgia, mialgia y parestesia, son frecuentes. En general, estos efectos secundarios son de leves a moderados, surgen durante los primeros meses de tratamiento y desaparecen de forma espontánea o con reducción de la dosis.

La incidencia de estos efectos adversos está relacionada con la dosis administrada, la edad del paciente, y posiblemente inversamente relacionada con la edad del paciente en el momento del inicio de la deficiencia de hormona de crecimiento. En los niños, estos efectos adversos son poco frecuentes.

En niños son frecuentes las reacciones locales transitorias en la piel en el lugar de la inyección.

Se han notificado casos raros de diabetes mellitus tipo II.

Se han notificado casos raros de hipertensión intracraneal benigna.

El síndrome del túnel carpiano es un acontecimiento poco frecuente entre los adultos.

La somatropina produce un aumento en la formación de anticuerpos en aproximadamente un 1% de los pacientes. La capacidad de unión de estos anticuerpos es baja y no se han asociado cambios clínicos con su formación.

Neoplasias benignas Leucemia y malignas Trastornos del Formación de sistema anticuerpos inmunológico Trastornos Diabetes endrocrinos mellitus tipo II

Trastornos del En adultos, En adultos, Hipertensión sistema nervioso parestesias síndrome del intracraneal Trastornos de la piel En niños, y del tejido reacciones locales subcutáneo transitorias en la Trastornos En adultos, rigidez En niños, rigidez musculoesqueléticos, en las en las del tejido conjuntivo extremidades, extremidades, y de los huesos artralgia, mialgia artralgia, mialgia Trastornos generales En adultos, edema En niños, edema y alteraciones en el periférico periférico lugar de administración

Se ha notificado que somatropina reduce los niveles de cortisol en suero, posiblemente por afectar a las proteínas transportadoras o por aumento del aclaramiento hepático. La importancia clínica de estos hallazgos puede ser limitada. Sin embargo, la terapia sustitutiva con corticosteroides debe ser optimizada antes de iniciar el tratamiento con GENOTONORM.

Se han notificado casos muy raros de leucemia en niños con deficiencia de hormona de crecimiento tratados con somatropina, pero la incidencia parece ser similar a la de niños sin deficiencia de hormona de crecimiento.

Se han notificado casos raros de muerte súbita en pacientes con síndrome de Prader-Willi tratados con somatropina en la experiencia post-comercialización, aunque no se ha demostrado que exista relación causal.

4.9 Sobredosis

No se conoce ningún caso de sobredosis ni de intoxicación. La sobredosis aguda podría causar, en principio, hipoglucemia y posteriormente hiperglucemia. La sobredosis a largo plazo produce los signos y síntomas conocidos del exceso de la hormona de crecimiento humana.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS DE ESTE MEDICAMENTO

5.1 Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: Hormonas del lóbulo anterior de la hipófisis y sus análogos Código ATC: H01A C01

La somatropina es una potente hormona metabólica de importancia para el metabolismo de lípidos, carbohidratos y proteínas. En niños con hormona de crecimiento endógena inadecuada, la somatropina estimula el crecimiento lineal y aumenta la tasa de crecimiento. En adultos, así como en niños, la somatropina mantiene una composición corporal normal incrementando la retención de nitrógeno y estimulando el crecimiento del músculo esquelético, así como movilizando la grasa corporal. El tejido adiposo visceral responde de forma especial a la somatropina. Además del incremento de la lipólisis, la somatropina disminuye la absorción de triglicéridos en los depósitos adiposos del cuerpo. Las concentraciones séricas de IGF-I (factor de crecimiento insulínico tipo I) y de IGFBP3 (proteína trasportadora del factor de crecimiento insulínico) son incrementadas por la somatropina. Además, se han demostrado las siguientes acciones:

- Metabolismo lipídico: La somatropina actúa sobre los receptores hepáticos de colesterol LDL y afecta al perfil de lípidos plasmáticos y lipoproteínas. En general, la administración de somatropina a pacientes con deficiencia de hormona de crecimiento causa una reducción en los niveles séricos de colesterol LDL y apolipoproteína B. También puede observarse una reducción de colesterol total plasmático.

- Metabolismo de los hidratos de carbono: La somatropina aumenta la insulina pero normalmente no varía la glucosa en sangre en ayunas. Los niños con hipopituitarismo pueden experimentar hipoglucemia en ayunas. La somatropina puede invertir esta situación.

- Metabolismo hidroelectrolítico: La deficiencia de hormona de crecimiento se asocia a una disminución del volumen plasmático y extracelular. Ambos aumentan rápidamente después del tratamiento con somatropina. La somatropina causa retención de sodio, potasio y fósforo.

- Metabolismo óseo: La somatropina estimula la producción de masa ósea esquelética. La administración de somatropina a largo plazo a pacientes con deficiencia de hormona de crecimiento con osteopenia produce un aumento del contenido mineral óseo y de la densidad ósea en las partes del cuerpo que soportan peso.

- Capacidad física: La fuerza muscular y la capacidad de ejercicio físico mejoran después del tratamiento a largo plazo con somatropina. La somatropina también incrementa el gasto cardíaco pero el mecanismo no ha quedado todavía aclarado. Una disminución en la resistencia vascular periférica puede contribuir a este efecto.

En ensayos clínicos realizados en niños con talla baja, nacidos pequeños para su edad gestacional (PEG), se han utilizado dosis de 0,033 y 0,067 mg/kg de peso/día para el tratamiento hasta alcanzar la talla final. En 56 pacientes que recibieron tratamiento continuo y alcanzaron una talla cercana a la final, el cambio medio de talla respecto a la talla al comienzo del tratamiento fue +1,90 SDS (0,033 mg/kg peso por día) y +2,19 SDS (0,067 mg/kg de peso por día). Los datos bibliográficos de niños PEG sin tratamiento que no muestran una recuperación temprana en el crecimiento sugieren un crecimiento tardío de 0,5 SDS. Los datos de seguridad a largo plazo son todavía limitados.

5.2 Propiedades farmacocinéticas

Absorción La biodisponibilidad de GENOTONORM administrado subcutáneamente es de aproximadamente un 80% tanto en sujetos sanos como en pacientes con deficiencia de hormona de crecimiento. Una dosis subcutánea de 0,035 mg/kg de GENOTONORM origina unos valores plasmáticos de Cmax y tmax en el rango de 13-35 ng/ml y 3-6 horas respectivamente.

Eliminación La semivida final de GENOTONORM después de administración intravenosa en adultos con deficiencia de hormona de crecimiento es de alrededor de 0,4 horas. Sin embargo, después de administración subcutánea, se alcanzan semividas de 2-3 horas. La diferencia observada es probablemente debida a la absorción más lenta en el lugar de la inyección subcutánea.

MINISTERIO Grupos de población La biodisponibilidad absoluta de GENOTONORM parece ser similar tanto en hombres como en mujeres tras administración subcutánea. La información sobre la farmacocinética de GENOTONORM en la población geriátrica y pediátrica, en razas diferentes y en pacientes con insuficiencia renal, hepática o cardiaca falta o es incompleta.

5.3 Datos preclínicos sobre seguridad

No se han observado efectos clínicamente relevantes en estudios relacionados con toxicidad general, tolerancia local y toxicidad reproductiva. Los estudios de genotoxicidad in vitro e in vivo sobre mutaciones genéticas e inducción de aberraciones cromosómicas han sido negativos.

Se ha observado un aumento de la fragilidad cromosómica en un estudio in vitro en los linfocitos de pacientes sometidos a tratamiento a largo plazo con somatropina y posteriormente a la adición de bleomicina, fármaco radio mimético. La significación clínica de este hallazgo no está clara.

En otro estudio no se encontró un incremento de anormalidades cromosómicas en los linfocitos de pacientes sometidos a terapia con somatropina a largo plazo.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1 Lista de excipientes

Polvo Disolvente Cámara anterior Cámara posterior Glicina Dihidrógeno fosfato de sodio anhidro Hidrógeno fosfato de disodio anhidro Manitol Manitol

6.2 Incompatibilidades

Este medicamento no puede ser mezclado con con otros medicamentos y sólo debe reconstituirse con el disolvente suministrado.

6.3 Periodo de validez

24 meses. Se ha demostrado estabilidad química y física en uso durante 24 horas para la solución reconstituida a 2ºC-8ºC.

Desde el punto de vista microbiológico, una vez reconstituido, el producto puede conservarse hasta 24 horas a 2ºC-8ºC.

6.4 Precauciones especiales de conservación

Antes de la reconstitución: Conservar en nevera (entre 2ºC y 8ºC). Conservar el envase en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Únicamente para uso ambulatorio, el producto podrá ser almacenado a no más de 25ºC por el usuario final durante un período único no superior a 6 meses. Durante y/o al final de dicho período de 6 meses, el producto no podrá volver a conservarse en nevera.

Después de su reconstitución: La solución reconstituida debe conservarse en nevera (entre 2ºC y 8ºC). No congelar.

Conservar el envase en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

6.5 Naturaleza y contenido del envase

Vial de vidrio de doble cámara, en jeringa de un solo uso, Ph. Eur. Tipo 1, con tapones separadores de goma de bromobutilo en un dispositivo de plástico con un émbolo de bromobutilo y un asidero.

Tamaños de envase 7 x 0,2 mg, 28 (4 x 7 x 0,2 mg) 4 x 1,2 mg, 7 x 1,2 mg, 28 (4 x 7 x 1,2 mg) 7 x 0,4 mg, 28 (4 x 7 x 0,4 mg) 4 x 1,4 mg, 7 x 1,4 mg, 28 (4 x 7 x 1,4 mg) 7 x 0,6 mg, 28 (4 x 7 x 0,6 mg) 4 x 1,6 mg, 7 x 1,6 mg, 28 (4 x 7 x 1,6 mg) 7 x 0,8 mg, 28 (4 x 7 x 0,8 mg) 4 x 1,8 mg, 7 x 1,8 mg, 28 (4 x 7 x 1,8 mg) 7 x 1,0 mg, 28 (4 x 7 x 1,0 mg) 4 x 2,0 mg, 7 x 2,0 mg, 28 (4 x 7 x 2,0 mg)

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

6.6 Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones

La solución se prepara enroscando el dispositivo de inyección de forma que el disolvente se mezcle con el polvo en el cartucho de doble cámara. No agitar enérgicamente porque podría producirse una desnaturalización del principio activo. La aguja para inyección deberá ser enroscada antes de la reconstitución. La solución reconstituida es incolora o ligeramente opalescente. La solución reconstituida para inyección debe ser inspeccionada antes de su uso y sólo deberán utilizarse soluciones transparentes sin partículas.

GENOTONORM MINIQUICK es para un solo uso. La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con la normativa local.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

PFIZER, S.A. Avda. de Europa 20 B, Parque Empresarial La Moraleja 28108 Alcobendas, Madrid España

8. NÚMERO(S) DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Genotonorm Miniquick 0,2 mg: 61.813 Genotonorm Miniquick 0,4 mg: 61.814 Genotonorm Miniquick 0,6 mg: 61.815 Genotonorm Miniquick 0,8 mg: 61.816 Genotonorm Miniquick 1 mg: 61.817 Genotonorm Miniquick 1,2 mg: 61.818 Genotonorm Miniquick 1,4 mg: 61.819 Genotonorm Miniquick 1,6 mg: 61.820 Genotonorm Miniquick 1,8 mg: 61.821 Genotonorm Miniquick 2 mg: 61.822

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN / RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN

Fecha de primera autorización: 6 de abril de 1998 Renovación de la autorización: 29 de mayo de 2006

10. FECHA DE REVISIÓN DEL TEXTO

Abril de 2008




Otras presentaciones de este medicamento:

GENOTONORM MINIQUICK 2 mg polvo y disolvente para solución inyectable, 4 x 7 (28 viales)



Prospectos de medicamentos.