prospectos de medicamentos


BUDESONIDA EASYHALER 400 microgramos polvo para inhalación, 100 dosis








Ficha del medicamento:

Información Basica del medicamento

Principio activo: R-BUDESONIDA
Codigo Nacional: 650967
Codigo Registro: 66671
Nombre de presentacion: BUDESONIDA EASYHALER 400 microgramos polvo para inhalación, 100 dosis
Laboratorio: ORION CORPORATION
Fecha de autorizacion: 2005-03-21
Estado: Autorizado
Fecha de estado: 2005-03-21

Prospecto

Toda la información del medicamento

1. DENOMINACIÓN DEL MEDICAMENTO

BUDESONIDA Easyhaler® 400 microgramos/dosis polvo para inhalación.

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada dosis contiene 400 microgramos de budesonida. Con el aparato Easyhaler, la dosis suministrada (que sale del accionador) contiene la misma cantidad de principio activo que la dosis cuantificada (que sale del depósito). Lista de excipientes, en 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Polvo para inhalación. Polvo blanco o casi blanco.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas Tratamiento del asma persistente leve, moderada y grave.

4.2 Posología y forma de administración Método de administración: vía inhalatoria. Para uso por inhalación. Para obtener una respuesta óptima, el polvo para inhalación BUDESONIDA Easyhaler se deberá utilizar regularmente. El efecto terapéutico empieza después de unos pocos días de tratamiento y alcanza su punto máximo al cabo de unas semanas de tratamiento. Al cambiar a BUDESONIDA Easyhaler a un paciente que haya estado utilizando otros inhaladores se deberá individualizar el tratamiento. Se deberá tener en cuenta el principio activo anterior, el régimen de dosis y el método de administración. Se deberá prescribir a los pacientes una dosis inicial de budesonida inhalada que se corresponda con la gravedad o el nivel de control de su enfermedad. La dosis inicial para adultos (incluidos ancianos y niños/adolescentes de más de 12 años de edad) con asma leve (grado 2) y para niños de entre 6 y 12 años de edad es de 200-400 microgramos/día. Si es necesario, esta dosis se puede aumentar hasta 800 microgramos/día. Para pacientes adultos con asma moderada (grado 3) y grave (grado 4) la dosis inicial puede ser de hasta 1.600 microgramos/día. La dosis de mantenimiento se deberá ajustar a las necesidades individuales de cada paciente teniendo en cuenta la gravedad de la enfermedad y la respuesta clínica del paciente. La dosis se deberá ajustar hasta controlar la enfermedad y a continuación reducir hasta la dosis más pequeña con la que se logre mantener un control eficaz del asma. Dosificación dos veces al día Adultos con asma leve, moderada o grave (incluidos ancianos y niños/adolescentes de más de 12 años de edad): La dosis habitual de mantenimiento es de 100-400 microgramos dos veces al día. Durante periodos de asma grave se puede aumentar la dosis diaria hasta los 1.600 microgramos administrados en dos dosis reduciéndose esta cantidad una vez que el asma se haya estabilizado. Niños de entre 6 y 12 años: La dosis habitual de mantenimiento es de 100-200 microgramos dos veces al día. Si es necesario, se puede aumentar la dosis diaria hasta los 800 microgramos administrados en dos dosis, reduciéndose esta cantidad una vez que el asma se haya estabilizado. Dosificación una vez al día Adultos con asma leve a moderada (incluidos ancianos y niños/adolescentes de más de 12 años de edad): En pacientes que no hayan recibido corticoesteroides inhalados con anterioridad, la dosis habitual de mantenimiento es de 200-400 microgramos una vez al día. En pacientes que ya se hayan controlado con corticoesteroides inhalados (por ejemplo budesonida o dipropionato de beclometasona) administrados dos veces al día, se puede utilizar una dosis única diaria de hasta 800 microgramos. Niños de entre 6 y 12 años con asma leve a moderada: En pacientes que no hayan tomado esteroides antes o pacientes controlados con corticoesteroides inhalados (por ejemplo budesonida

o dipropionato de beclometasona) administrados dos veces al día, la dosis de mantenimiento habitual es de 200-400 microgramos una vez al día. Se deberá cambiar al paciente a una dosis única diaria con la misma dosis diaria total equivalente (teniendo en cuenta el fármaco y el método de administración). A continuación se deberá reducir la dosis hasta la mínima necesaria para mantener un buen control del asma. Se deberá indicar a los pacientes que se tomen la dosis única diaria por la noche. Es importante tomar la dosis todos los días y a la misma hora de la noche. No hay suficientes datos para ofrecer pautas en el caso de pacientes que estén tomando los corticosteroides inhalados más modernos y se pasen a una única dosis diaria de BUDESONIDA Easyhaler. Se deberá aconsejar a los pacientes, sobre todos a los que reciban el tratamiento de dosis única diaria, que si su asma empeora (por ejemplo, aumenta la frecuencia de uso del broncodilatador o tienen síntomas respiratorios persistentes) deberán doblar su dosis de conticoesteroide administrándolo dos veces al día. Se les deberá advertir de que se pongan en contacto con su médico lo antes posible. Se deberá disponer en todo momento de un broncodilatador inhalado de acción rápida para aliviar los síntomas agudos del asma. Instrucciones de uso y manipulación: Debe asegurarse que el paciente es instruido en el uso del inhalador por el médico o farmacéutico Easyhaler es un aparato de inspiración accionado por flujo. Esto significa que cuando el paciente inhala por la boquilla, la sustancia sigue al aire inspirado, entrando en las vías respiratorias. Nota: Es importante indicar al paciente - que lea con cuidado las instrucciones de uso del prospecto de información para el paciente que viene empaquetado con todos los inhaladores. - que se recomienda que, después de abrir la bolsa laminada, guarde el aparato en su estuche protector para mejorar la estabilidad del funcionamiento del producto y evitar que sea manipulado. - que agite y active el aparato antes de cada inhalación. - que de pie o sentado respire con fuerza y profundamente por la boquilla para asegurarse de que llega a los pulmones la dosis óptima. - que nunca expire aire en la boquilla, ya que esto hace que se administre una dosis menor. Se recomienda al paciente que si esto ocurriera deberá golpear suavemente la boquilla en una mesa o en la palma de la mano para vaciar el polvo y a continuación repetir el procedimiento. - que nunca active el aparato más de una vez sin inhalar el polvo. Se recomienda al paciente que si esto ocurriera deberá golpear suavemente la boquilla en una mesa o en la palma de la mano para vaciar el polvo y a continuación repetir el procedimiento. - que después de usar el aparato, vuelva a colocar siempre la tapa guardapolvo y que cierre el estuche protector para evitar que el aparato se active accidentalmente (lo que podría hacer que la siguiente vez que el paciente lo usara se administrara una sobredosis o una dosis inferior a la habitual). - que se enjuague la boca con agua o que se lave los dientes después de inhalar la dosis prescrita para minimizar el riesgo de candidiasis orofaríngea y afonía. - que limpie la boquilla con un paño seco de forma periódica. No se deberá utilizar agua para limpiar la boquilla ya que el polvo se ve afectado por la humedad. - que cambie el BUDESONIDA Easyhaler cuando el contador esté a cero incluso si todavía se puede ver polvo dentro del aparato.

4.3 Contraindicaciones Hipersensibilidad a la budesonida o a el excipiente (que contiene proteínas lácteas).

MINISTERIO 4.4 Advertencias especiales y precauciones de empleo BUDESONIDA Easyhaler no está indicado en el tratamiento de la disnea ni del status asthmaticus. Estos trastornos se deberán tratar de la forma habitual. Los pacientes deberán saber que BUDESONIDA Easyhaler polvo para inhalación es una terapia profiláctica y que por lo tanto, para que de resultados óptimos, hay que utilizarla regularmente incluso cuando no hay síntomas y que no se deberá interrumpir de forma brusca. Precisa especial atención el cambio de pacientes tratados con corticoesteroides orales a los corticoesteroides inhalados. Los pacientes deberán estar en un estado razonablemente estable antes de empezar a tomar una dosis alta de corticoesteroides inhalados en dos dosis diarias además de su dosis de mantenimiento habitual de corticoesteroide sistémico. Después de aproximadamente 10 días, se inicia la interrupción de los corticoesteroides sistémicos reduciendo gradualmente la dosis diaria (en, por ejemplo, 2,5 miligramos de prednisolona o su equivalente al mes) hasta el menor nivel posible. Puede que sea posible sustituir completamente el corticoesteroide oral con el corticoesteroide inhalado. Puede que los pacientes que estén haciendo este cambio y cuya función adrenocortical esté comprometida necesiten corticoesteroides sistémicos suplementarios durante los periodos de estrés, por ejemplo, en caso de cirugía, infección o empeoramiento de los ataques de asma. Esto también es válido para los pacientes que hayan recibido tratamientos prolongados con altas dosis de corticoesteroides inhalados. Estos pacientes también pueden tener comprometida la función adrenocortical, lo que puede provocar una supresión suprarrenal clínicamente significativa y puede necesitar la administración de corticoesteroides sistémicos en los periodos de estrés. Durante el cambio de la terapia oral a la budesonida inhalada, pueden aparecer síntomas que el tratamiento sistémico con glucocorticoesteroides había suprimido anteriormente, por ejemplo síntomas de rinitis alérgica, eccema y dolor muscular y de las articulaciones. Se deberá administrar un tratamiento específico para tratar estos trastornos. Durante la interrupción de los corticoesteroides sistémicos, puede que algunos pacientes se sientan mal de forma no específica a pesar de que la función respiratoria se mantenga o incluso mejore. Se deberá animar a estos pacientes a que sigan el tratamiento con la budesonida inhalada y la interrupción de los corticoesteroides orales, salvo si hubiera señales clínicas que indicaran lo contrario, por ejemplo, signos que pudieran indicar una insuficiencia suprarrenal. Como con otras terapias de inhalación, pueden darse broncospasmos paradójicos, que se manifiestan por un aumento inmediato de la sibilancia y la falta de aliento después de tomar la dosis. Los broncospasmos paradójicos responden a los broncodilatadores inhalados de acción rápida y se deberán tratar inmediatamente. Se deberá interrumpir inmediatamente la budesonida. Se deberá evaluar al paciente y, si es necesario, se deberá instituir un tratamiento alternativo.

Cuando, a pesar del buen seguimiento del tratamiento, se dé un episodio agudo de disnea, se deberá utilizar un broncodilatador inhalado de acción rápida y se deberá considerar la posibilidad de una nueva evaluación médica. Si a pesar de estar tomando dosis máximas de corticoesteroides inhalados no se logran controlar de forma adecuada los síntomas de asma, es posible que los pacientes necesiten un tratamiento de corta duración con corticoesteroides sistémicos. En estos casos, es necesario mantener la terapia con corticoesteroides inhalados además del tratamiento por vía sistémica. Los corticoesteoides inhalados pueden tener efectos sistémicos, sobre todo con dosis altas prescritas durante periodos largos de tiempo. La aparición de estos efectos es mucho menos probable que con los corticoesteroides orales. Entre los posibles efectos sistémicos se incluyen supresión suprarrenal, retraso del crecimiento en niños y adolescentes, reducción de la densidad de minerales en hueso, cataratas y glaucoma. Por lo tanto, es importante que la dosis de corticoesteroides inhalados se reduzca a la dosis mínima con la que se mantiene el asma controlado de forma adecuada. Se recomienda vigilar periódicamente la altura de los niños que reciban tratamientos prolongados con corticoesteroides inhalados. Si el crecimiento se ralentiza, se deberá revisar la terapia con objeto de reducir la dosis de corticoesteroide inhalado a la dosis menor con la que se mantenga el asma controlado, si esto es posible. Además, se deberá considerar la posibilidad de remitir al paciente a un pediatra especializado en el sistema respiratorio. Puede que, debido a la terapia prolongada con corticoesteroides sistémicos, los pacientes que hayan dependido de corticoesteroides orales con anterioridad experimenten efectos de disminución de la función suprarrenal. La recuperación puede tardar una cantidad considerable de tiempo tras el cese de la terapia con corticoesteroides orales y, por lo tanto, los pacientes que dependen de corticoesteroides y se cambien a la budesonida pueden seguir teniendo un riesgo de compromiso de la función suprarrenal. En estas circunstancias se deberá vigilar periódicamente la función del eje hipotalámico pituitario adrenocortical (HPA). Para disminuir el riesgo de candidiasis oral y afonía, se deberá recomendar a los pacientes que se enjuaguen bien la boca o se laven los dientes después de cada administración de corticoesteroides inhalados. La candidiasis oral se puede controlar rápidamente mediante tratamiento con antimicóticos orales, sin necesidad de interrumpir el tratamiento con la budesonida inhalada. La exacerbación de los síntomas clínicos del asma puede deberse a infecciones bacterianas en las vías respiratorias y puede que sea necesario tratar con antibióticos apropiados. Puede que estos pacientes tengan que aumentar la dosis de budesonida inhalada y es posible que sea necesario recurrir a un tratamiento corto con corticoesteroides orales. Se deberá utilizar un broncodilatador de acción rápida como medicación "de rescate" para aliviar los síntomas agudos del asma. Los pacientes con tuberculosis pulmonar activa y quiescente necesitan una especial atención y un control terapéutico específico adecuado antes de iniciar el tratamiento con BUDESONIDA Easyhaler. De igual modo, los pacientes con infecciones fúngicas, virales o de otro tipo en las vías respiratorias precisan una observación estrecha y una atención especial, y sólo deberían utilizar BUDESONIDA Easyhaler si también están recibiendo un tratamiento adecuado para estas infecciones. En pacientes con una secreción mucosa excesiva en las vías respiratorias, puede que sea necesaria una terapia corta con corticoesteroides orales. En pacientes con disfunción hepática grave, la velocidad de eliminación de la budesonida puede estar disminuida y tener por lo tanto una mayor disponibilidad sistémica. Esto puede provocar efectos sistémicos y, por lo tanto, en estos pacientes se deberá vigilar periódicamente la función del eje HPA. Se deberá evitar el tratamiento concomitante con ketoconazol y otros inhibidores potentes del CYP3A4 (ver la Sección 4.5 Interacción con con otros medicamentos y otras formas de interacción). Si esto no fuera posible, se deberá dejar el mayor intervalo de tiempo posible entre la administración de los fármacos que interactúen. Los pacientes con problemas congénitos poco frecuentes de intolerancia a la galactosa, deficiencia de lactasa Lapp o malabsorción de glucosa-galactosa no deben tomar este medicamento.

4.5 Interacción con con otros medicamentos y otras formas de interacción La conversión metabólica de budesonida es impedida por sustancias metabolizadas por CYP3A4 (por ejemplo con itraconazol, ketoconazol, ritonavir, nelfinavir , ciclosporina , etinilestradiol y troleandomicina). La administración concomitante con estos inhibidores del CYP3A4 puede aumentar los niveles plasmáticos de budesonida. Esto es de poca relevancia clínica cuando el tratamiento es por un corto periodo de tiempo (1-2 semanas), pero debe ser tomado en cuenta para tratamientos de mayor duración.

4.6 Embarazo y lactancia Los datos obtenidos con aproximadamente 2000 embarazos expuestos indican que el uso de budesonida inhalada no está asociado con un aumento del riesgo de efectos teratogénicos. En estudios con animales, se ha observado que los glucoesteroides inducen malformaciones (ver la Sección 5,3 Datos preclínicos sobre seguridad). A las dosis recomendadas, no es probable que esto sea relevante en humanos. Los estudios realizados en animales también han identificado el exceso de glucocorticoides en el periodo prenatal con un aumento del riesgo de retraso del crecimiento intrauterino, enfermedades cardiovasculares en adultos y cambios permanentes en la densidad de los receptores de glucocorticodes, producción de los neurotransmisores y en el comportamiento con exposiciones a dosis inferiores al rango de dosis con efectos teratogénicos. Sólo se deberá utilizar budesonida inhalada durante el embarazo si los beneficios compensan los riesgos potenciales. Se deberá utilizar la dosis mínima de budesonida eficaz para mantener controlado el asma de forma adecuada. No se sabe si la budesonida pasa a la leche materna. La administración de budesonida a mujeres que estén dando el pecho sólo deberá considerarse si el beneficio que se espera para la madre es mayor que cualquier posible riesgo para el niño.

4.7 Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas No se han observado efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas.

4.8 Reacciones adversas

Las posibles reacciones adversas se han clasificado por órganos-sistema y frecuencia tal y como se detalla a continuación:

Muy Frecuentes Poco Muy raro (<1/10 frecuentes frecuentes 000, incluyendo (1/10) (1/1000- Infeccioness y candidiasis infestaciones orongofaringea Trastornos del reacciones de sistema hipersensibilidad, inmunológico shock anafiláctico Trastornos hipocorticismo, supresión adrenal endocrinos hipercorticismo Trastornos depresión, reacciones nerviosismo psiquiátricos agresivas, Trastornos catarata, glaucoma oculares Trastornos del ronquera, tos, broncoespasmos (ver sistema irritación de Sección 4.4 respiratorio, garganta Advertencias torácico y especiales y mediastinal precauciones de Trastornos Dificultades para gastrointestinal tragar es Trastornos de la erupción, urticaria, piel y tejido prurito, dermatitis, subcutáneo eritema, angioedema Trastornos del retraso del disminución de la tejido muscular crecimiento densidad del hueso y conectivo

El tratamiento con budesonida inhalada puede provocar infecciones de cándida en la orofarínge. La experiencia demuestra que las infecciones de cándida son menos frecuentes cuando la inhalación se hace antes de las comidas y/o cuando se enjuaga la boca después de la inhalación. En la mayoría de los casos este trastorno responde a la terapia con antifúngicos tópicos sin que se interrumpa el tratamiento con budesonida inhalada. Los corticoesteoides inhalados pueden tener efectos sistémicos, sobre todo con dosis altas prescritas durante periodos largos de tiempo. Entre ellos se incluyen supresión suprarrenal, retraso del crecimiento en niños y adolescentes, reducción de la densidad mineral en hueso, cataratas y glaucoma, y susceptibilidad a las infecciones. Puede que se vea afectada la capacidad de adaptarse al estrés. No obstante, la aparición de los efectos sistémicos descritos es mucho menos probable con la budesonida inhalada que con los corticoesteroides orales.

Lactosa, el excipiente en el producto, contiene pequeñas cantidades de proteínas lácteas y puede por ello causar reacciones alérgicas.

4.9 Sobredosis Síntomas de la sobredosis La toxicidad aguda de la budesonida es pequeña. El uso crónico de dosis excesivas puede provocar los efectos sistémicos de los glucocorticoesteroides, como aumento de la susceptibilidad a la infección, hipercorticismo y supresión suprarrenal. Puede aparecer atrofia de la corteza suprarrenal y puede verse afectada la capacidad de adaptación al estrés. Tratamiento de la sobredosis Para las sobredosis agudas no es necesario tomar medidas de emergencia especiales. Se deberá seguir con el tratamiento con budesonida a la dosis recomendada para controlar el asma. La función del eje HPA se recupera al cabo de pocos días. En situaciones de estrés puede que sea necesario administrar corticoesteroides como precaución (por ejemplo, dosis altas de hidrocortisona). Los pacientes con atrofia adrenocortical tienen una dependencia de los esteroides y deberán recibir una terapia de mantenimiento adecuada con un corticoesteroide sistémico hasta que el trastorno se haya estabilizado.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS DE ESTE MEDICAMENTO

5.1 Propiedades farmacodinámicas Grupo farmacoterapéutico: Glucocorticoides. Código ATC: R03BA02. La budesonida es un corticoesteroide no halogenado. Cuando se administra de forma tópica, tiene efectos anti-inflamatorios locales en la mucosa respiratoria. El control del asma tras la inhalación de budesonide puede mejorar a las 24 horas del inicio del tratamiento, aunque los máximos beneficios se obtienen después de unas pocas semanas de tratamiento continuo. No se conoce el mecanismo exacto de la acción de los corticoesteroides sobre la inflamación en el asma. Se ha demostrado que la budesonida tiene una gran gama de efectos inhibitorios contra varios tipos de células (por ejemplo, eosinófilos, macrofágos, mastocitos, linfocitos y neutrófilos) y mediadores (por ejemplo, citoquinas, leucotrienos, eicosanoides e histamina) implicados en la

MINISTERIO inflamación respiratoria alérgica y no alérgica. Puede que estas actividades de los corticoesteroides contribuyan a su eficacia contra el asma.

5.2 Propiedades farmacocinéticas La actividad de BUDESONIDA Easyhaler se debe a su principio activo, la budesonida, que se presenta como una mezcla de dos epímeros (22R y 22S). En los estudios sobre la afinidad de los receptores de glucocorticoides, se ve que la forma 22R es el doble de activa que el epímero 22S. Estas dos formas de la budesonida no se convierten una en otra. La media vida terminal es la misma para ambos epímeros (2-3 horas). En pacientes asmáticos, aproximadamente el 15-25% de la dosis de budesonida inhalada del Easyhaler llega a los pulmones. La mayor parte de la dosis inhalada se queda en la orofarínge y se traga si no se enjuaga la boca. Absorción: Tras la administración oral de budesonida, la concentración máxima en plasma se alcanza en aproximadamente 1-2 horas y la disponibilidad sistémica absoluta es del 6-13%. En el plasma, el 85-95% de la budesonida está ligada a proteínas. Por el contrario, tras la inhalación la concentración máxima en plasma se alcanza tras aproximadamente 30 minutos. La mayoría de la budesonida que llega a los pulmones se absorbe se forma sistémica. Metabolismo: La budesonida se elimina principalmente por metabolismo. La budesonida se metaboliza rápida y mayoritariamente en el hígado a través del citocromo P4503A4 para dar principalmente dos metabolitos. La actividad glucocorticoide in vitro de estos metabolitos es de menos del 1% del compuesto original. Se ha observado una inactivación metabólica despreciable en el pulmón humano y en preparaciones de suero. Excreción: La budesonida se excreta en la orina y las heces en forma de metabolitos conjugados y no conjugados. Grupos especiales de pacientes La exposición a la budesonida puede ser mayor en pacientes con enfermedad hepática. En niños la media vida de eliminación del plasma es significativamente menor que en adultos.

5.3 Datos preclínicos sobre seguridad La toxicidad de la budesonida observada en los estudios con animales se asoció con una actividad farmacológica exagerada. No se han observado efectos genotóxicos en pruebas convencionales de genotoxicidad con budesonida. En estudios de reproducción realizados en animales, se ha demostrado que los corticoesteroides como la budesonida inducen malformaciones (labio leporino, malformaciones esqueléticas). Se considera poco probable que aparezcan efectos similares en humanos a dosis terapéuticas.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1 Lista de excipientes

Monohidrato de lactosa (que contiene pequeñas cantidades de proteínas lácteas).

6.2 Incompatibilidades No aplicable.

6.3 Periodo de validez Periodo de validez del medicamento empaquetado para la venta: 3 años. Periodo de validez tras la apertura de la bolsa laminada: 6 meses. 6.4 Precauciones especiales de conservación Empaquetado para la venta Conservar en el envase original. En uso No conservar a más de 30°C y conservar protegido de la humedad.

6.5 Naturaleza y contenido del recipiente El inhalador de polvo multidosis está compuesto de siete piezas plásticas y un resorte de acero inoxidable. Los materiales plásticos del inhalador son: cubierta superior: poliéster; cubierta de la cámara de reserva: polietileno de baja densidad (LDPE); cámara de reserva: policarbonato; cilindro medidor y rueda del contador: acetal; boquilla: estireno butadieno; tapa guardapolvo: polipropileno. Los materiales plásticos del estuche protector son polipropileno y elastómero termoplástico. El inhalador está sellado en una bolsa laminada (PET, aluminio y PE) y empaquetado con o sin estuche protector en una caja de cartón. Cajas: BUDESONIDA Easyhaler 400 microgramos/dosis polvo para inhalar: · 100 dosis + estuche protector · 100 dosis · 2 x 100 dosis

6.6 Instrucciones de uso y manipulación No tiene requisitos especiales.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Orion Corporation Apartado de correos 65 FIN-02101 Espoo Finlandia

8. NÚMERO DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN Marzo 2005 10. FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO

Noviembre 2006




Prospectos de medicamentos.