prospectos de medicamentos


BLOKIUM-DIU comprimidos, 28 comprimidos








Ficha del medicamento:

Información Basica del medicamento

Principio activo: CLORTALIDONA
Codigo Nacional: 964841
Codigo Registro: 56665
Nombre de presentacion: BLOKIUM-DIU comprimidos, 28 comprimidos
Laboratorio: LABORATORIOS ALMIRALL, S.A.
Fecha de autorizacion: 1986-01-01
Estado: Autorizado
Fecha de estado: 1986-01-01

Prospecto

Toda la información del medicamento

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

BLOKIUM-DIU® Comprimidos

2. COMPOSICION CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Un comprimido de BLOKIUM-DIU contiene: Atenolol (DCI) ....100 mg Clortalidona (DCI)25 mg Ver lista de excipientes en 6.1.

3. FORMA FARMACEUTICA

Comprimidos.

4. DATOS CLINICOS

4.1. Indicaciones terapéuticas La especialidad está indicada en el tratamiento de la hipertensión arterial esencial, en pacientes en los que la terapia combinada es adecuada. 4.2. Posología y forma de administración

Adultos

Un comprimido al día. La mayoría de los pacientes hipertensos responderán satisfactoriamente a un único comprimido diario de BLOKIUM-DIU. Con el aumento de la dosis, existe un descenso adicional ligero en la presión arterial, pero si éste no se produce, puede añadirse si fuera necesario otro fármaco antihipertensivo (p.ej. un vasodilatador). Ancianos Los beta-bloqueantes se pueden emplear de forma segura y eficaz en ancianos. No obstante, estos pacientes pueden manifestar respuestas impredecibles a los beta- bloqueantes y son más susceptibles a reacciones adversas, especialmente dolor de cabeza, somnolencia, bradicardia, hipotensión e hipotermia. Debido a esto, la elección de la dosis debe hacerse con cuidado y de forma específica para cada paciente. Los beta- bloqueantes de primera elección en estos pacientes son los cardioselectivos y con una semivida corta. Niños No existe experiencia pediátrica con BLOKIUM-DIU y, debido a ello, no se recomienda su empleo en este grupo de pacientes. Pacientes con insuficiencia renal Debido a que la eliminación de atenolol ocurre fundamentalmente por excreción urinaria, debe ajustarse la posología en casos de insuficiencia renal. Se recomiendan las dosis de atenolol de la tabla siguiente: Aclaramiento de creatinina Creatinina sérica Dosis de atenolol

125-35 (ml/min./1,73 m2) 70-300 (mcmol/litro) Normal

35-15 (ml/min./1,73 m2) 300-600 (mcmol/litro) 50 mg/día o 100 mg en días alternos

<15 (ml/min./1,73 m2) >600 (mcmol/litro) 50 mg días alternos o 100 mg cada 4 días

Los pacientes sometidos a hemodiálisis recibirán 50 mg tras cada diálisis. La administración se hará en medio hospitalario debido a que pueden ocurrir caídas bruscas de la tensión. 4.3. Contraindicaciones BLOKIUM-DIU está contraindicado en pacientes que presenten alguna de las siguientes situaciones: · hipersensibilidad conocida a atenolol, clortalidona o a cualquiera de sus componentes, o a los beta-bloqueantes en general · bradicardia, shock cardiogénico, hipotensión, trastornos graves de la circulación arterial periférica, insuficiencia cardíaca no controlada · bloqueo cardíaco de segundo o tercer grado, síndrome del seno enfermo · acidosis metabólica · feocromocitoma no tratado · trastornos hepáticos · hipocaliemia no corregida · gota aguda 4.4. Advertencias y precauciones especiales de empleo BLOKIUM-DIU contiene atenolol y clortalidona. Atenolol Atenolol puede utilizarse con precaución en pacientes con insuficiencia cardíaca controlada. Si durante el tratamiento aparece insuficiencia cardíaca congestiva, puede suspenderse temporalmente el fármaco hasta controlar la insuficiencia. Al igual que ocurre con otros beta-bloqueantes, no debe suspenderse bruscamente el tratamiento en pacientes con enfermedad isquémica cardíaca (interrupción gradual en 2 semanas). Se han descrito casos de exacerbación de angina de pecho acompañada o no de infartos de miocardio, hipertensión severa y arritmias ventriculares en pacientes a los que se ha suspendido bruscamente el tratamiento con beta-bloqueantes. En caso de que la angina de pecho empeorara o se desarrollara insuficiencia coronaria aguda, se recomienda restaurar la terapia con atenolol rápidamente, al menos de forma temporal. Sin embargo, debe suspenderse el tratamiento si aparece insuficiencia cardíaca severa o bradicardia severa. Puede aumentar el número y la duración de los ataques de angina de pecho en pacientes con angina de Prinzmetal debido a una vasoconstricción arterial coronaria mediada por un receptor alfa no opuesto. Atenolol es un beta-bloqueante selectivo beta1; por tanto, se puede considerar su empleo aunque se debe controlar debidamente al paciente. Debido a su efecto negativo sobre el tiempo de conducción, se debe tener cuidado si se administra atenolol a pacientes con bloqueo cardíaco de primer grado. Una de las acciones farmacológicas de atenolol es la reducción de la frecuencia cardíaca. En el caso de que se presente bradicardia excesiva atribuible al fármaco, deberá reducirse la dosis y, si fuese necesario, suspenderse. A pesar de estar contraindicado en trastornos graves de la circulación arterial periférica (ver apartado 4.3. Contraindicaciones), BLOKIUM-DIU también puede agravar dichos trastornos aunque éstos sean menos graves. En pacientes, particularmente los que padecen alteración ventricular y/o trastornos en la conducción sinoauricular o auriculoventricular, la administración combinada de beta- bloqueantes y antagonistas del calcio con efectos inotrópicos negativos (por ejemplo, verapamilo y diltiazem), puede causar una prolongación de estos efectos, originando hipotensión grave, bradicardia e insuficiencia cardíaca (ver apartado 4.5 Interacción con con otros medicamentos y otras formas de interacción). En pacientes con depresión o síndrome de Raynaud, el tratamiento con atenolol se debe monitorizar de forma estricta. Al ser un beta-bloqueante cardioselectivo puede emplearse, con precaución, en pacientes con enfermedades crónicas obstructivas de las vías respiratorias. Sin embargo, en pacientes asmáticos puede provocar un aumento en la resistencia de las vías aéreas. Por lo general, este broncoespasmo puede invertirse con los broncodilatadores de uso habitual, tales como salbutamol o isoprenalina. En pacientes diabéticos se tendrá presente que los beta-bloqueantes pueden enmascarar la taquicardia, uno de los primeros síntomas de una reacción hipoglucémica. Por la misma razón, atenolol podría enmascarar las manifestaciones de hipertiroidismo o tirotoxicosis. En casos de insuficiencia hepática severa se deberá realizar un ajuste individual de la dosis de atenolol. BLOKIUM-DIU puede provocar una reacción más grave frente a una variedad de alergenos cuando se administra a pacientes con un historial de reacción anafiláctica a tales alergenos. Estos pacientes pueden no responder a las dosis habituales de adrenalina empleadas en el tratamiento de las reacciones alérgicas. Anestesia: en el caso de que se decida suspender el medicamento antes de una intervención quirúrgica, la retirada tendrá que hacerse 48 horas antes de la misma. En caso de aparecer predominio de acción vagal, puede corregirse con atropina (1-2 mg vía IV). Insuficiencia renal: se debe prestar atención en el caso de pacientes con insuficiencia renal (ver apartado 4.2 Posología y forma de administración) No existe experiencia de uso pediátrico y, en consecuencia, no debe ser utilizado en niños. Se pueden utilizar los beta-bloqueantes en pacientes ancianos aunque la respuesta a este tratamiento puede ser impredecible, con un mayor riesgo de acontecimientos adversos; por lo tanto, se requiere precaución, siendo de primera elección los beta- bloqueantes cardioselectivos y de semivida corta. Clortalidona Debido a la presencia de este principio activo se puede presentar hipocaliemia. Se recomienda la determinación de las concentraciones de potasio, especialmente en los pacientes de mayor edad, en los pacientes digitalizados para la insuficiencia cardíaca, en los que sigan una dieta baja en potasio o en los que sufren complicaciones gastrointestinales con pérdida de potasio. La hipocaliemia puede predisponer a arritmias en pacientes tratados con digitalis. La hiperglucemia es una posible complicación de los diuréticos tiazídicos, clortalidona puede producir una disminución en la tolerancia a la glucosa y debe prestarse atención si se administra a pacientes con una predisposición conocida a la diabetes mellitus (control periódico de la glucemia). A veces, una diabetes mellitus latente se manifiesta durante el tratamiento tiazídico. Las tiazidas disminuyen la eliminación urinaria de calcio y provocan una elevación intermitente y discreta de los niveles séricos de calcio, pero sin causar alteraciones en su metabolismo. La hipercalcemia, si es muy intensa, puede indicar un hiperparatiroidismo enmascarado. Las tiazidas se deben suspender si se desea examinar la función paratiroidea. Se puede producir hiperuricemia. Habitualmente, sólo se produce un aumento menor en el ácido úrico sérico pero, en casos de elevación prolongada, el empleo concomitante de un agente uricosúrico revertirá dicha hiperuricemia. Advertencia para los deportistas: se deberá tener en cuenta que este medicamento contiene un componente que puede establecer un resultado analítico de control del dopaje como positivo. 4.5. Interacción con con otros medicamentos y otras formas de interacción En pacientes, particularmente los que padecen alteración ventricular y/o trastornos en la conducción sinoauricular o auriculoventricular, la administración combinada de beta- bloqueantes y antagonistas del calcio con efectos inotrópicos negativos (por ejemplo, verapamilo y diltiazem), puede causar una prolongación de estos efectos, originando hipotensión grave, bradicardia e insuficiencia cardíaca. Por tanto, no se iniciará un tratamiento oral con uno de los medicamentos anteriormente citados antes de los 7 días de suspender el tratamiento con el otro (ver apartado 4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo). La terapia concomitante con dihidropiridinas (por ejemplo, nifedipino) puede aumentar el riesgo de hipotensión y se puede producir insuficiencia cardíaca en pacientes que la presenten de forma latente. Los glucósidos digitálicos (por ejemplo, digoxina) en asociación con beta-bloqueantes pueden aumentar el tiempo de conducción auriculoventricular. Los beta-bloqueantes pueden exacerbar la hipertensión arterial rebote secundaria a la retirada de clonidina. En el caso de que se administre clonidina concomitantemente con beta-bloqueantes, el tratamiento con estos últimos deberá interrumpirse varios días antes de suspender la terapia con la primera, pero si se realizara una sustitución de clonidina por beta-bloqueantes, el inicio de la terapia con éstos deberá retrasarse varios días después de suspender el tratamiento con clonidina. Se debe tener precaución en la asociación de un beta-bloqueante con antiarrítmicos de clase I, como disopiramida ya que puede provocar la disminución del gasto cardíaco. El empleo concomitante de agentes simpaticomiméticos, como adrenalina, puede contrarrestar el efecto de los beta-bloqueantes. La administración de atenolol junto con reserpina puede potenciar los efectos del primero. Los antiinflamatorios no esteroideos reducen la actividad diurética e interfieren en la acción de las prostaglandinas, por tanto se debe tener precaución cuando se administren concomitantemente. Fármacos como ibuprofeno e indometacina pueden disminuir los efectos hipotensores de los beta-bloqueantes. Se tendrá precaución en la administración de agentes anestésicos junto con BLOKIUM- DIU, debiéndose informar al anestesista; éste deberá elegir el anestésico de menor actividad inotrópica negativa posible. El empleo de beta-bloqueantes con anestésicos puede atenuar la taquicardia refleja y aumentar el riesgo de hipotensión. Se deberían evitar los agentes anestésicos que provoquen depresión miocárdica. La administración concomitante de atenolol con otros beta-bloqueantes como celiprolol, propanolol, metoprolol, timolol, bisoprolol, carvedilol, oxprenolol o nebrolol puede incrementar el efecto depresor cardíaco de atenolol. En general, no se aconseja administrar litio de forma concomitante con diuréticos ya que reducen el aclaramiento y aumentan considerablemente el riesgo de ototoxicidad. 4.6. Embarazo y lactancia

Embarazo

Atenolol atraviesa la barrera placentaria y aparece en el cordón umbilical. No se han realizado estudios sobre el uso de atenolol durante el primer trimestre del embarazo, ante lo cual no se puede excluir la posibilidad de daño fetal. No obstante, este fármaco sí se ha empleado en casos individuales bajo una estrecha supervisión para el tratamiento de la hipertensión arterial durante el tercer trimestre, sin evidencia de daño fetal. Su administración a mujeres embarazadas para el tratamiento de la hipertensión arterial leve a moderada en el segundo trimestre del embarazo se ha asociado con retraso en el crecimiento intrauterino y signos de bloqueo fetal. El uso de atenolol en mujeres embarazadas o que piensan estarlo requiere que el beneficio esperado justifique los riesgos posibles, en especial durante el primer y segundo trimestre del embarazo.

Lactancia

Se produce una acumulación significativa de atenolol en la leche materna; por tanto, se debe prestar atención cuando se administre dicho fármaco a mujeres durante el periodo de lactancia, ya que puede producir signos/síntomas de bloqueo beta (bradicardia, hipotensión, insuficiencia respiratoria, hipoglucemia) en los lactantes, especialmente en prematuros y lactantes con función renal alterada. 4.7. Efectos sobre la capacidad de conducir y utilizar maquinaria Es improbable que el empleo de este fármaco altere la capacidad de los pacientes para conducir vehículos o utilizar maquinaria; sin embargo, se deberá tener en cuenta que, ocasionalmente, se puede producir mareo o fatiga. 4.8. Reacciones adversas La reacciones adversas asociadas a atenolol + clortalidona son más frecuentes al inicio del tratamiento y, generalmente, desaparecen al cabo de 1-2 semanas. Las reacciones adversas más características, por componente y por orden de frecuencia, son: ATENOLOL - Frecuentes (10-25%): fatiga, amodorramiento, cefalea, insomnio, depresión, broncoespasmo, vasoconstricción periférica con extremidades frías y sensación de hormigueo. - Ocasionales (1-9%): alteraciones cardiovasculares severas (bradicardia, bloqueo aurículo-ventricular, insuficiencia cardíaca e hipotensión), alucinaciones, somnolencia, confusión, parestesias, neuropatía periférica, miopatía, alteración o daño visual. - Raras (<1%): diarrea, constipación, náuseas, vómitos, hipersensibilidad, exantema, prurito, alopecia reversible, trombocitopenia, agranulocitosis, púrpura no trombocitopénica, eosinofilia transitoria, impotencia, disminución de la líbido, fibrosis pulmonar y efusión pleural. CLORTALIDONA Ocasionales (1-9%): alteraciones metabólicas (hiperglucemia, glucosuria, - hiperuricemia, ataques de gota, alcalosis hipoclorémica, hipercalcemia, hiponatremia e hipopotasemia), sequedad de boca, astenia, sedación, somnolencia, dolor y calambres musculares (más frecuentes en ancianos). Raras (<1%): hipomagnesemia, hipocalciuria, anorexia, náuseas, vómitos, - estreñimiento o diarrea, dispepsia, cefalea, mareos, fotodermatitis, hipotensión ortostática, arritmia cardíaca, parestesias, impotencia, erupciones exantemáticas, edema pulmonar, pancreatitis, ictericia colestásica, hipercolesterolemia e hipertrigliceridemia. Excepcionales (<<1%): trombocitopenia, agranulocitosis, leucopenia, anemia - hemolítica y anemia aplásica. La interrupción del tratamiento con BLOKIUM-DIU deberá considerarse si, a juicio clínico, el bienestar del paciente se ve afectado de forma adversa por cualquiera de las reacciones antes mencionadas. 4.9. Sobredosificación Los síntomas de sobredosificación pueden incluir bradicardia, hipotensión, insuficiencia cardíaca aguda y broncoespasmo. El tratamiento general constará de: estrecha vigilancia, empleo de lavado gástrico, carbón activado y un laxante para prevenir la absorción del fármaco aún presente en el tracto gastrointestinal, empleo de plasma o de sustitutos del mismo para tratar la hipotensión y el shock. Se puede considerar el uso de hemodiálisis o hemoperfusión. La excesiva bradicardia puede contrarrestarse con 1-2 mg de atropina intravenosa y/o un marcapasos cardíaco. Si fuera necesario, puede administrarse a continuación una dosis, en bolus, de 10 mg de glucagón por vía intravenosa. Si se requiere, se puede repetir esta operación, o bien, administrar una infusión intravenosa de 1-10 mg/hora de glucagón, dependiendo de la respuesta. Si ésta no se produjera o no se dispusiera de este fármaco, se administrará un estimulante beta-adrenérgico como prenalterol (5 mg/h i.v.) seguido de una infusión de dobutamina por infusión intravenosa. Existe la posibilidad de que se produzca una hipotensión excesiva tras la administración de un beta-agonista, pero ésta se puede corregir con el empleo de otro fármaco más selectivo, como prenalterol o dobutamina. Si la intoxicación ha sido grave, se aumentará la dosis de dobutamina para obtener la respuesta requerida según la condición clínica del paciente. El broncospasmo, habitualmente, revierte con broncodilatadores. La diuresis excesiva se contrarrestará manteniendo el equilibrio normal de fluidos y electrolitos.

5. PROPIEDADES FARMACOLOGICAS

5.1. Propiedades farmacodinámicas Grupo farmacoterapéutico: Bloqueadores beta-adrenérgicos (atenolol) asociados con diuréticos, código ATC: C07C B03. BLOKIUM-DIU combina la actividad antihipertensiva de dos agentes, un beta-bloqueante (atenolol) y un diurético (clortalidona). Atenolol es un beta-bloqueante selectivo beta1 (es decir, actúa preferentemente sobre los receptores adrenérgicos beta1 del corazón). La selectividad disminuye con el aumento de la dosis. Atenolol carece de actividad simpaticomimética intrínseca y de estabilización de membrana, y como otros beta-bloqueantes, posee efectos inotrópicos negativos y, por tanto, está contraindicado en la insuficiencia cardíaca no controlada. Al igual que otros beta-bloqueantes, el mecanismo de acción de atenolol en el tratamiento de la hipertensión arterial no está totalmente aclarado. Es probable que la acción de atenolol sobre la reducción de la frecuencia cardíaca y la contractilidad le haga efectivo en la eliminación o reducción de los síntomas en los pacientes con angina de pecho. Es improbable que las propiedades secundarias adicionales que S(-) atenolol posee, en comparación con la mezcla racémica, aumenten los diferentes efectos terapéuticos. Atenolol es compatible con otros agentes antihipertensivos y antianginosos (ver apartado 4.5 Interacción con con otros medicamentos y otras formas de interacción). Atenolol es efectivo y adecuadamente tolerado en la mayor parte de las poblaciones étnicas. Los pacientes de raza negra responden mejor a la combinación de atenolol y clortalidona, que a atenolol solo. La combinación de atenolol con diuréticos similares a tiazida ha mostrado ser compatible y generalmente más efectiva que cualquier fármaco empleado individualmente.

MINISTERIO Clortalidona es un diurético monosulfonamil que aumenta la excreción de sodio y cloro. La natriuresis se acompaña de una cierta pérdida de potasio. No se conoce totalmente el mecanismo mediante el cual clortalidona reduce la presión arterial, pero puede estar relacionado con la excreción y la redistribución del sodio corporal. 5.2. Propiedades farmacocinéticas La absorción de atenolol tras la administración oral es consistente pero incompleta (aproximadamente un 40-50%), produciéndose concentraciones plasmáticas máximas 2- 4 horas después de la dosis. Las concentraciones sanguíneas de atenolol son consecuentes y están sometidas a una escasa variabilidad. No se produce un metabolismo hepático significativo y más del 90% de lo absorbido alcanza la circulación sistémica de forma inalterada. La semivida plasmática es de unas 6 horas, pero puede aumentar ante una alteración renal grave ya que el riñón es la vía de eliminación principal. Atenolol penetra escasamente en los tejidos debido a su baja solubilidad lipídica y su concentración en el tejido cerebral es también baja. La unión a proteínas plasmáticas es igualmente reducida, aproximadamente un 3%. La absorción de clortalidona tras la administración oral es consistente, pero incompleta (aproximadamente un 60%), con concentraciones plasmáticas pico aproximadamente 12 horas después de la dosis. Los niveles sanguíneos de clortalidona son consistentes y están sometidos a una escasa variabilidad. La vida media plasmática es de unas 50 horas, siendo el riñón la vía de eliminación principal. La unión a proteínas plasmáticas es elevada, aproximadamente un 75%. La coadministración de clortalidona y atenolol posee escaso efecto sobre la farmacocinética de cualquiera de ellos. BLOKIUM-DIU es efectivo durante al menos 24 horas tras una dosis oral única diaria. Esta simplicidad posológica facilita el cumplimiento debido a su aceptabilidad por parte de los pacientes. 5.3. Datos preclínicos sobre seguridad Los estudios de toxicidad aguda realizados con la asociación atenolol:clortalidona, en proporción 4:1, en ratas y ratones, por vía oral e intraperitoneal, llevaron al cálculo de las siguientes DL50 y DL0 de BLOKIUM-DIU: DL50 p.o. ratón = > 3700 mg/kg DL50 i.p. ratón = 789,34 mg/kg DL0 i.p. ratón 389 mg/kg DL50 p.o. rata = > 5000 mg/kg DL0 p.o. rata = > 5000 mg/kg DL50 i.p. rata = 494,08 mg/kg DL0 i.p. rata 351 mg/kg La toxicidad en administración repetida se estudió en perro y rata administrando atenolol y clortalidona combinados o por separado, durante 6 meses, en cantidades de hasta 5 veces la dosis antihipertensiva máxima recomendada de ambos compuestos en humanos, no observándose otras alteraciones morfológicas o funcionales que cambios menores en la frecuencia cardíaca, presión sanguínea y química urinaria, los cuales se atribuyeron a las propiedades farmacológicas conocidas tanto de atenolol como de clortalidona. Los estudios sobre la función reproductora y fertilidad no evidenciaron fenómenos de embriofetotoxicidad, aunque se detectaron resorciones embrionarias en un estudio en conejos que recibieron dosis que abarcaron desde 5 a 100 veces la dosis humana máxima recomendada. La amplia experiencia que se dispone con los dos componentes de la especialidad no ha permitido detectar efectos cancerígenos ni mutagénicos atribuibles a estos fármacos.

6. DATOS FARMACEUTICOS

6.1. Relación de excipientes Celulosa microcristalina Macrogol 6000 Croscarmelosa de sodio Estearato de magnesio Talco Sílice coloidal Laurilsulfato de sodio 6.2. Incompatibilidades No se han descrito. 6.3. Periodo de Validez 5 años. 6.4. Precauciones especiales de conservación No requiere condiciones especiales. 6.5. Naturaleza y contenido del envase Envase conteniendo 28 ó 56 comprimidos en blisters de PVC-PVDC/Aluminio. 6.6. Instrucciones de uso/manipulación No procede.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

LABORATORIOS ALMIRALL, S.A. General Mitre, 151 - 08022 Barcelona España

8. NÚMERO(S) DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN BLOKIUM-DIU Comprimidos: 56.665

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN

BLOKIUM-DIU Comprimidos: Enero 1986

10. FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO

Diciembre 2002




Otras presentaciones de este medicamento:

BLOKIUM-DIU comprimidos, 56 comprimidos



Prospectos de medicamentos.