prospectos de medicamentos


ASERIN 50 mg comprijmidos, 500 comprimidos








Ficha del medicamento:

Información Basica del medicamento

Principio activo: SERTRALINA
Codigo Nacional: 600761
Codigo Registro: 68138
Nombre de presentacion: ASERIN 50 mg comprijmidos, 500 comprimidos
Laboratorio: INDUSTRIA QUIMICA Y FARMACEUTICA VIR, S.A.
Fecha de autorizacion: 2006-11-07
Estado: Autorizado
Fecha de estado: 2006-11-07

Prospecto

Toda la información del medicamento

1. DENOMINACIÓN DEL MEDICAMENTO

ASERIN 50 MG COMPRIMIDOS Sertralina

ASERIN 100 MG COMPRIMIDOS Sertralina

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Para ASERIN 50 mg comprimidos Cada comprimido contiene: Sertralina (hidrocloruro) 50 mg

Para ASERIN 100 mg comprimidos Cada comprimido contiene: Sertralina (hidrocloruro) 100 mg

Para la lista completa de excipientes, ver apartado 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Comprimidos recubiertos con película. ASERIN 50 mg son comprimidos recubiertos con película de color blanco, oblonga, biconvexa, ranurados por una cara. Cada comprimido puede dividirse en dos mitades iguales. ASERIN 100 mg son comprimidos recubiertos con película de color blanco, oblonga, biconvexa.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1. Indicaciones terapéuticas

Sertralina está indicada en el tratamiento de los síntomas de la depresión, en pacientes con o sin antecedentes de manía. Tras alcanzar una respuesta satisfactoria, la continuación del tratamiento con sertralina es eficaz para prevenir las recaídas del episodio inicial de depresión o la recurrencia de nuevos episodios depresivos.

4.2. Posología y forma de administración

Sertralina debe administrarse por vía oral en una sola dosis diaria, por la mañana o por la noche. Sertralina puede administrarse con o sin alimento.

Depresión: Debe administrarse una dosis de 50 mg/día.

Ajuste de la posología En pacientes sin respuesta a la dosis de 50 mg, pueden requerirse dosis superiores. Los ajustes de dosis deben realizarse a lo largo de un período de varias semanas hasta una dosis máxima de 200 mg/día. Dado que la semivida de eliminación de sertralina es de aproximadamente 24 horas, no deberían realizarse cambios en la dosis con una frecuencia mayor a una vez por semana.

La aparición del efecto terapéutico puede observarse en 7 días, aunque normalmente se necesitan períodos más largos para obtener una actividad terapéutica completa.

Mantenimiento Durante los períodos terapéuticos de mantenimiento, la dosis debe ajustarse al nivel mínimo eficaz, con ajustes posteriores dependiendo de la respuesta terapéutica.

Uso en pacientes de edad avanzada No es necesario el ajuste de dosis. Se recomienda la dosis usual.

Más de 700 pacientes ancianos (>65 años) han participado en estudios clínicos que demostraron la eficacia de sertralina en esta población de pacientes. El perfil y la incidencia de reacciones adversas en el anciano fueron similares al de los pacientes jóvenes.

Uso en pacientes con insuficiencia hepática La utilización de sertralina en pacientes con insuficiencia hepática debe realizarse con precaución. En estos pacientes debe considerarse una reducción de la dosis o de la frecuencia de administración (ver apartado 4.4.)

Uso en pacientes con insuficiencia renal Ya que sertralina se metaboliza ampliamente, la excreción del fármaco inalterado en orina es una vía de eliminación menor. Considerando la baja excreción renal de sertralina, no parece necesario realizar un ajuste de la dosis, dependiendo del grado de insuficiencia renal (ver apartado 4.4.)

Interrupción del tratamiento Debe evitarse la supresión brusca del tratamiento. Cuando se suspende el tratamiento con sertralina, la dosis debe reducirse paulatinamente durante un periodo de, al menos, una o dos semanas, con objeto de disminuir el riesgo de que aparezcan reacciones de retirada (ver apartado 4.4 y 4.8). En el caso de que aparezcan síntomas que el paciente no pueda tolerar después de una disminución de dosis o durante la retirada del tratamiento, debe valorarse la necesidad de restablecer la dosis prescrita previamente. Posteriormente, el médico puede continuar disminuyendo la dosis de forma más gradual.

4.3. Contraindicaciones

ASERIN está contraindicado en pacientes con antecedentes de hipersensibilidad a sertralina o a cualquiera de los excipientes contenidos en su formulación.

Está contraindicado el uso concomitante en pacientes que toman IMAOs (ver apartado 4.4.). Del mismo modo, está contraindicado el uso concomitante en pacientes que estén en tratamiento con pimozida (ver apartado 4.5.).

Esta contraindicado el uso de sertralina en pacientes menores de 6 años.

4.4. Advertencias y precauciones especiales de empleo

Uso en niños y adolescentes menores de 18 años. ASERIN no deberá utilizarse en el tratamiento de niños y adolescentes menores de 18 años. Los comportamientos suicidas (intentos de suicidio e ideas de suicidio), y la hostilidad (predominantemente agresión, comportamiento de confrontación e irritación) fueron constatadas con más frecuencia en ensayos clínicos con niños y adolescentes tratados con antidepresivos frente a aquellos tratados con placebo. Si se adoptase no obstante la decisión, sobre la base de las pruebas médicas, de efectuar el tratamiento, deberá supervisarse cuidadosamente en el paciente la aparición de síntomas de ideación suicida. Además, carecemos de datos sobre la seguridad a largo plazo en niños y adolescentes por lo que se refiere al crecimiento, la madurez y el desarrollo cognitivo y conductual. Síntomas de retirada observados durante el tratamiento con Sertralina. Cuando se suspende el tratamiento es frecuente que aparezcan síntomas de retirada, particularmente si la suspensión del tratamiento se realiza de forma brusca (ver apartado 4.8).

El riesgo de reacciones de retirada depende de varios factores entre los que se encuentran la duración del tratamiento, la dosis utilizada y el ritmo de la reducción de dosis. Los síntomas de retirada comunicados con mayor frecuencia son mareos, alteraciones sensoriales (incluyendo parestesia), alteraciones del sueño (incluyendo insomnio y pesadillas), agitación o ansiedad, náuseas y/o vómitos, temblor y cefalea. Generalmente estos síntomas son leves o moderados, sin embargo en algunos pacientes pueden ser graves. Estos síntomas suelen presentarse durante los primeros días de discontinuación del tratamiento; sin embargo en raras ocasiones se han comunicado casos de pacientes en los que han aparecido estos síntomas tras olvidar una dosis de forma inadvertida. Normalmente estos síntomas son autolimitados y se resuelven en dos semanas, aunque en algunos pacientes su duración se puede prolongar. Por lo tanto es importante tener en cuenta que cuando se suspende el tratamiento con sertralina debe de reducirse gradualmente la dosis durante un periodo de varias semanas o incluso meses de acuerdo con las necesidades de cada paciente (ver apartado 4.2).

Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAOs). Se han comunicado casos de reacciones graves, algunas veces fatal, en pacientes que tomaron sertralina asociada con IMAOs, incluyendo el IMAO selectivo, selegilina, y el IMAO selectivo y reversible, moclobemida.

Algunos casos presentaron cuadros semejantes al síndrome serotoninérgico. Los síntomas de una interacción entre sertralina y un IMAO incluyen: hipertermia, rigidez, mioclonía, inestabilidad autonómica con posibles fluctuaciones rápidas de los signos vitales, cambios del estado mental que incluyen confusión, irritabilidad, y agitación extrema que progresan a delirio y coma.

Por consiguiente, no debe administrarse sertralina en asociación con un IMAO, y deben transcurrir 14 días entre la interrupción del tratamiento con los IMAO y el inicio del tratamiento con sertralina. A su vez, no deben administrarse inhibidores de la MAO antes de que hayan transcurrido 2 semanas, una vez suspendido el tratamiento con sertralina (ver apartado 4.3.).

Otros fármacos serotoninérgicos. La coadministración de sertralina con otros fármacos que realzan la neurotransmisión serotoninérgica, tales como triptófano o fenfluramina o agonistas de 5HT, debe realizarse con precaución y evitarse cuando sea posible debido a la potencial interacción farmacodinámica (ver apartado 4.5.).

Cambio desde otros fármacos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRIs) u otros antidepresivos. Es limitada la experiencia clínica controlada en relación al tiempo óptimo de cambio desde otros antidepresivos a sertralina. En esta situación, debe realizarse un juicio clínico cuidadoso y prudente, particularmente cuando el cambio se realice desde fármacos de acción prolongada, tales como la fluoxetina. La duración del período de lavado que debe existir antes del cambio desde un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (ISRS) a otro no ha sido establecida.

Activación de manía/hipomanía. Durante los estudios previos a su comercialización se han comunicado casos de manía o hipomanía en aproximadamente el 0,4% de los pacientes tratados

MINISTERIO con sertralina. También se ha comunicado activación de manía/hipomanía en un pequeño porcentaje de pacientes con trastorno afectivo severo tratados con otros antidepresivos.

Epilepsia. La epilepsia es un riesgo potencia de los fármacos antidepresivos. Las convulsiones se observaron en tres pacientes entre aproximadamente 4000 (alrededor del 0,08%) tratados con sertralina en el programa de desarrollo para la depresión. En todos los casos, la relación con el tratamiento de sertralina fue incierta. Debe evitarse la utilización de sertralina en pacientes con epilepsia inestable, y los pacientes con epilepsia controlada deben ser cuidadosamente supervisados. El fármaco debe interrumpirse en cualquier paciente que desarrolle convulsiones.

Suicidio/ideación suicida. La depresión se asocia con un riesgo incrementado de ideación suicida, autoagresión y suicidio. Este riesgo persiste hasta que se alcanza una mejoría significativa. Dado que dicha mejoría puede no alcanzarse durante las primeras semanas o más de tratamiento, los pacientes deben de ser estrechamente vigilados durante ese periodo. La experiencia clínica indica que el riesgo de autoagresión es máximo al inicio del proceso depresivo y que puede aumentar de nuevo cuando comienza a mejorar el cuadro clínico. Además los antidepresivos pueden, raramente, incrementar el riesgo de ideación suicida y autoagresión.

Los ISRS también se prescriben en otros trastornos psiquiátricos que, en ocasiones, pueden acompañar a la depresión. En estos pacientes, deben de tomarse las mismas precauciones que las descritas para los pacientes con depresión mayor.

Los pacientes con antecedentes de comportamiento suicida y aquellos que presentan un grado significativo de ideación suicida previo al inicio del tratamiento tienen un mayor riesgo de ideación suicida o intento de suicidio durante el mismo, por lo que deben de ser cuidadosamente vigilados. Este riesgo de comportamiento suicida puede ser mayor entre los pacientes jóvenes.

Los pacientes y sus cuidadores deben ser alertados sobre la necesidad de vigilar la aparición de comportamientos suicidas y se les debe de prestar atención médica inmediata en el caso de que se presenten estos síntomas.

Acatisia/agitación psicomotora. El uso de sertralina se ha asociado con la aparición de acatisia, caracterizada por intranquilidad y necesidad de estar en movimiento, frecuentemente acompañadas de dificultad para sentarse o permanecer en reposo. Su aparición es más probable durante las primeras semanas de tratamiento. En los pacientes en los que aparece esta sintomatología, puede ser perjudicial aumentar la dosis y puede ser necesario valorar el uso de sertralina.

Uso en insuficiencia hepática. Sertralina se metaboliza ampliamente en el hígado. Un estudio farmacocinético de dosis múltiple en sujetos con cirrosis estable leve demostró una prolongación de la semivida de eliminación y AUC y Cmax aproximadamente tres veces mayores en comparación con sujetos normales. No hubo diferencias significativas en la unión a proteínas plasmáticas observada entre los dos grupos. El uso de sertralina en pacientes con enfermedad hepática debe realizarse con precaución. Si sertralina se administra a pacientes con insuficiencia hepática, debe considerarse una reducción de la dosis o de la frecuencia de administración.

Uso en insuficiencia renal. Puesto que sertralina se metaboliza ampliamente en el hígado, la excreción de fármaco sin modificar en orina es una vía de eliminación poco importante. En pacientes con insuficiencia renal leve o moderada (aclaramiento de creatinina 30-60 ml/min), o insuficiencia renal grave (aclaramiento de creatinina 10-19 ml/min), los parámetros farmacocinéticos de las dosis múltiples (AUC0-24 o Cmax) no se diferenciaron de forma significativa respecto a los controles. Las semividas fueron similares y no hubo diferencias en la unión a proteínas plasmáticas en todos los grupos estudiados. Este estudio indica que, como se esperaba de la baja excreción renal de sertralina, no hay razones farmacocinéticas para ajustar las dosis de sertralina al grado de insuficiencia renal.

Hemorragias. Raramente se han comunicado casos de hemorragias durante el tratamiento con fármacos del grupo de sertralina. Por tanto, sertralina debería usarse con precaución en pacientes con riesgo de hemorragias.

Diabetes. En pacientes diabéticos, el tratamiento con sertralina puede alterar el control de la glucemia, posiblemente debido a la mejoría de los síntomas depresivos. Puede ser necesario un ajuste de la dosis del tratamiento antidiabético.

Debe tenerse precaución con el uso concomitante de fármacos que afecten la función plaquetaria (como aspirina, ticlopidina y antiinfamatorios no esteroideos) o cualquier otro fármaco que pueda aumentar el riesgo de hemorragias. También debe tenerse precaución en pacientes con alteraciones de la coagulación.

4.5. Interacción con con otros medicamentos y otras formas de interacción

Inhibidores de la monoaminooxidasa. Ver apartado 4.3. y 4.4.

Fármacos depresores del SNC y alcohol. La administración de 200 mg diarios de sertralina, no potenció los efectos del alcohol, carbamazepina, haloperidol o fenitoína sobre las funciones cognitiva y psicomotora en sujetos sanos. Sin embargo, no se recomienda el uso concomitante de sertralina y alcohol.

Litio. En estudios controlados con placebo en voluntarios sanos, la administración combinada de litio y sertralina no alteró la farmacocinética del litio, pero dio como resultado un incremento de los temblores en relación con placebo, indicando una posible interacción farmacodinámica. Como con otros ISRS, se recomienda precaución cuando se coadministre sertralina con otras medicaciones, tales como litio, que pueden actuar vía mecanismos serotoninérgicos.

Fenitoína. En estudios controlados con placebo en voluntarios sanos, la administración combinada de 200 mg/día de sertralina no inhibió el metabolismo de fenitoína de una manera clínicamente significativa. Sin embargo, se recomienda una monitorización cuidadosa de los niveles plasmáticos de fenitoína, tras el comienzo del tratamiento con sertralina, con el adecuado ajuste de dosis, si es necesario.

Sumatriptán. Durante el periodo posterior a la comercialización y tras la administración de sertralina y sumatriptán, se han dado casos de debilidad, hiperreflexia, descoordinación, confusión, ansiedad y agitación. Si el uso conjunto de estos dos fármacos es necesario, se aconseja una observación cuidadosa del paciente.

Pimozida. Se ha observado un aumento de los niveles de pimozida cuando se administra conjuntamente con sertralina, en un estudio de administración única de pimozida a dosis bajas (2 mg). Este incremento en los niveles no se ha asociado a ningún cambio en el electrocardiograma; sin embargo, dado el estrecho margen terapéutico de la pimozida y que se desconoce el mecanismo de esta interacción, está contraindicada la administración concomitante de sertralina y pimozida.

Otros fármacos serotoninérgicos Ver apartado 4.4.

Fármacos unidos a las proteínas. Puesto que sertralina se une a las proteínas plasmáticas, debe tenerse en cuenta el potencial de sertralina para interaccionar con otros fármacos unidos a las proteínas plasmáticas. Sin embargo, en tres estudios de interacción formales con diazepam, tolbutamida, y warfarina, respectivamente, sertralina no mostró tener efectos significativos sobre la unión del sustrato a las proteínas (ver también los siguientes apartados relativos a "Hipoglucemiantes" y "Otras interacciones").

Warfarina. La coadministración de 200 mg de sertralina al día con warfarina desencadenó un pequeño incremento estadísticamente significativo del tiempo de protrombina, desconociéndose el significado clínico de este efecto. Por consiguiente, debe controlarse cuidadosamente el tiempo de protrombina cuando se inicia o se interrumpe el tratamiento con sertralina (ver apartado 4.8.).

Otras interacciones. Se han realizado estudios de interacción con sertralina. La coadministración de sertralina con diazepam o tolbutamida dio lugar a pequeños cambios, estadísticamente significativos, de algunos parámetros farmacocinéticos. La administración conjunta con cimetidina provocó una disminución sustancial del aclaramiento de sertralina. Se desconoce la significación clínica de estos hallazgos. Sertralina no tiene efecto sobre la acción beta-bloqueante del atenolol. No se ha observado interacción con digoxina.

La posibilidad de interacciones farmacodinámicas con fármacos que aumenten el riesgo de hemorragias como anticoagulantes, derivados del ácido salicílico, fármacos antiinflamatorios/anti- reumatoides no esteroideos (AINEs) debería tenerse en consideración al administrarse de forma concomitante con sertralina debido al aumento del riesgo potencial de hemorragias.

Tratamiento electroconvulsivante (TEC). No existen estudios clínicos que establezcan los riesgos o beneficios del uso combinado de TEC y sertralina.

Fármacos metabolizados por el citocromo P450 (CYP) 2D6. Existen diferencias entre los antidepresivos en el grado de inhibición clínicamente importante de aquellos fármacos metabolizados por el isoenzima CYP 2D6. En estudios de interacción formales, la dosificación crónica con 50 mg al día de sertralina mostró una elevación mínima (media 30-40%) de los niveles plasmáticos de la desipramina en el estado estacionario (un marcador de la actividad enzimática del isoenzima CYP 2D6).

Fármacos metabolizados por otros enzimas CYP. CYP 3A3/4 Estudios de interacción in vivo han demostrado que la administración crónica de 200 mg al día de sertralina no inhibe la 6--hidroxilación del cortisol endógeno ni el metabolismo de carbamazepina ni el de terfenadina mediados por el CYP 3A3/4. Adicionalmente, la administración crónica de sertralina a una dosis diaria de 50 mg, no interrumpió el metabolismo de alprazolam mediado por el CYP 3A3/4. Estos estudios sugieren que sertralina no es un inhibidor clínicamente relevante del CYP 3A3/4. CYP 2C9 La ausencia de evidencia de efectos clínicamente significativos de la administración crónica de 200 mg al día de sertralina en las concentraciones plasmáticas de tolbutamida, fenitoína y warfarina, sugiere que sertralina no es un inhibidor clínicamente relevante del CYP 2C9.

CYP 2C19 La ausencia de evidencia de efectos clínicamente significativos de la administración crónica de 200 mg al día de sertralina sobre las concentraciones plasmáticas de diazepam sugiere que sertralina no es un inhibidor clínicamente relevante del CYP 2C19.

CYP 1A2 Estudios in vitro indican que sertralina tiene un potencial pequeño o ninguno para inhibir el CYP 1A2.

Hierba de San Juan. El uso concomitante de la Hierba de San Juan y sertralina debe evitarse, debido que existe la posibilidad de potenciación serotoninérgica.

4.6. Embarazo y lactancia

Embarazo Los estudios en animales no proporcionan ninguna evidencia de teratogenicidad, pero mostraron efectos negativos sobre los fetos nacidos (ver apartado 5.3.). Se han visto efectos similares con otros antidepresivos. El significado clínico de estos efectos es desconocido.

No se dispone de estudios en mujeres embarazadas. Debido a que los estudios de reproducción animal no siempre permiten pronosticar la respuesta humana, sólo debe utilizarse sertralina durante el embarazo, cuando los beneficios superen los posibles riesgos.

Lactancia Hay pocos datos disponibles relativos a las concentraciones de sertralina en la leche materna. Estudios aislados en un número muy pequeño de mujeres durante la lactancia y en sus hijos demostraron la presencia de cantidades despreciables o indetectables de sertralina en el suero del niño, aunque la sertralina detectada en la leche materna estaba más concentrada que en el suero de la madre. No se recomienda su uso en mujeres durante la lactancia a menos que, a juicio del médico, el beneficio supere al riesgo.

Si sertralina se utiliza durante el embarazo o la lactancia, debe tenerse en cuenta que en los neonatos se han descrito los mismos síntomas que en las madres tratadas, incluyendo los síntomas relacionados con la retirada del fármaco.

Las mujeres que potencialmente puedan quedar embarazadas deben emplear un método anticonceptivo si están recibiendo sertralina.

4.7. Efectos sobre la capacidad para conducir vehículos y utilizar máquinas

Los estudios de farmacología clínica han demostrado que sertralina no ejerce efectos sobre la función psicomotora. Sin embargo, como los fármacos usados para el tratamiento de la depresión pueden alterar la capacidad física o mental requerida para el desempeño de tareas potencialmente peligrosas, como la conducción de vehículos o el uso de maquinaria, el paciente debe ser advertido al respecto.

MINISTERIO 4.8. Reacciones adversas

Reacciones adversas descritas en ensayos clínicos multidosis de sertralina frente a placebo, clasificadas según su frecuencia de presentación: Muy frecuentes (> 1/10); Frecuentes (> 1/100 y < 1/10); Poco frecuentes (> 1/1.000 y < 1/100); Raras (> 1/10.000 y < 1/1.000); Muy raras (< 1/10.000):

Trastornos psiquiátricos Muy frecuentes: insomnio.

Trastornos del sistema nervioso Muy frecuentes: mareos. Frecuentes: temblores.

Trastornos gastrointestinales Muy frecuentes: diarrea/heces blandas, náuseas y sequedad de boca. Frecuentes: dispepsia.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición: Frecuentes: anorexia.

Trastornos del aparato reproductor y de la mama Frecuentes: disfunción sexual masculina (principalmente eyaculación retardada).

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo Frecuentes: incremento de la sudoración.

Reacciones adversas descritas post-comercialización, en estudios post-comercialización y notificaciones espontáneas de sertralina:

Frecuentes (>1/100 y <1/10):

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de la administración: malestar, astenia y fatiga.

Trastornos cardíacos: alteraciones de la presión sanguínea, incluyendo hipotensión postural y taquicardia.

Trastornos del sistema nervioso: dolor de cabeza, trastornos del movimiento (incluyendo síntomas extrapiramidales como hipercinesia, hipertonía, bruxismo, trastornos locomotores), parestesia e hipoestesia.

Trastornos gastrointestinales: vómitos, estreñimiento y dolor abdominal.

Trastornos del oído y del laberinto: tinnitus.

Trastornos psiquiátricos: agitación y ansiedad.

Trastornos del sistema reproductor y de la mama: irregularidades en la menstruación.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: exantema cutáneo.

Trastornos oculares: visión anormal. Poco frecuentes (>1/1000 y <1/100):

Trastornos oculares: midriasis.

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración: fiebre y aumento o descenso de peso.

Trastornos cardíacos: hipertensión, edema periférico, edema periorbital, síncope y taquicardia.

Trastornos del sistema nervioso: migraña

Trastornos del metabolismo y de la nutrición: aumento del apetito.

Trastornos de la sangre y del sistema linfático: púrpura.

Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo: artralgia.

Trastornos psiquiátricos: síntomas depresivos, euforia y alucinaciones.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: alopecia, prurito.

Trastornos renales y urinarios: incontinencia urinaria.

Raras (>1/10000 y <1/1000):

Trastornos del sistema reproductor y de la mama: priapismo.

Trastornos del sistema inmunológico: reacciones alérgicas y reacciones anafilácticas

Trastornos del sistema nervioso: coma, convulsión y contracción muscular involuntaria. Se han notificado signos y síntomas asociados al síndrome serotoninérgico, que incluyen agitación, confusión, diaforesis, diarrea, fiebre, hipertensión, rigidez y taquicardia. Agitación psicomotora/acatisia (ver apartado 4.4)

Trastornos endocrinos: galactorrea, ginecomastia, hiperprolactinemia, hipotiroidismo y síndrome de secreción inapropiada de DHA.

Trastornos gastrointestinales: pancreatitis.

Trastornos de la sangre y del sistema linfático: cambios en la función plaquetaria, leucopenia, púrpura, trombocitopenia, alteraciones hemorrágicas, tales como equimosis, hemorragias gastrointestinales, ginecológicas y otras hemorragias cutáneas y mucosas.

Exploraciones complementarias (Resultados clínicos de laboratorio): resultados clínicos de laboratorio anormales.

Trastornos hepatobiliares: reacciones hepáticas graves (incluyendo hepatitis, ictericia y fallo hepático) y elevaciones asintomáticas en las transaminasas séricas (SGOT y SGPT).

MINISTERIO Trastornos del metabolismo y de la nutrición: hiponatremia, aumento del colesterol sérico.

Trastornos psiquiátricos: reacción agresiva, anorgasmia, disminución de la libido y psicosis.

Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos: broncoespasmo.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: angioedema, fotosensibilidad cutánea, notificaciones raras de exfoliación de la piel (Síndrome de Stevens-Johnson y necrolisis epidérmica) y urticaria.

Trastornos renales y urinarios: edema facial y retención urinaria.

Síntomas de retirada observados durante la suspensión del tratamiento con ISRS. La retirada de sertralina (particularmente si se realiza de forma brusca) se asocia frecuentemente con la aparición de síntomas de retirada. Los síntomas de retirada comunicados con mayor frecuencia son mareos, alteraciones sensoriales (incluyendo parestesia), alteraciones del sueño (incluyendo insomnio y pesadillas), agitación o ansiedad, nauseas y/o vómitos, temblor y cefalea (Ver apartado 4.2 y 4.4).

4.9. Sobredosis

En base a las evidencias disponibles, sertralina tiene un amplio margen de seguridad en el caso de sobredosificación. Se han comunicado casos de sobredosis tras la administración de hasta 13,5 g de sertralina como monofármaco. Se han comunicado fallecimientos en casos de sobredosis de sertralina administrada en asociación con otros fármacos y/o alcohol. Por consiguiente, todos los casos de sobredosis deben ser tratados de forma agresiva. Los síntomas de sobredosis incluyen efectos secundarios mediados por serotonina, tales como somnolencia, alteraciones gastrointestinales (náuseas y vómitos), taquicardia, temblores, agitación y mareos. Menos frecuentemente se ha notificado coma.

No existe tratamiento específico y tampoco antídotos específicos para sertralina. Se debe establecer y mantener la vía aérea, asegurar una oxigenación adecuada y ventilación. El carbón activado, que puede utilizarse con sorbitol, puede ser tanto o más eficaz que la emesis o lavado gástrico, y debe considerarse como tratamiento de la sobredosis. Se recomienda la monitorización cardiaca y de los signos vitales junto con medidas generales de soporte y sintomáticas.

Debido al gran volumen de distribución de sertralina, es improbable que la diuresis forzada, la diálisis, la hemoperfusión y la plasmaféresis sean beneficiosas.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS DE ESTE MEDICAMENTO

5.1. Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: Psicoanalépticos. Antidepresivos. Código ATC: N06A B06.

Sertralina es un inhibidor específico de la recaptación neuronal in vitro de 5-HT que potencia los efectos de la misma en animales. Sólo ejerce un efecto muy leve sobre la recaptación neuronal de noradrenalina y dopamina. A dosis clínicas, sertralina bloquea la captación de serotonina por las plaquetas humanas. Carece de actividad estimulante, sedante, anticolinérgica o cardiotóxica en animales.

MINISTERIO En estudios controlados en voluntarios sanos, sertralina no produjo sedación y no interfirió con la función psicomotora. De acuerdo con esta acción inhibidora selectiva de la recaptación de 5-HT, sertralina no potencia la actividad catecolaminérgica. Sertralina no presenta afinidad por los receptores muscarínicos (colinérgicos), serotoninérgicos, dopaminérgicos, adrenérgicos, histaminérgicos, gabaérgicos o benzodiazepínicos. La administración crónica de sertralina en animales se asoció con una disminución de la sensibilidad de los receptores noradrenérgicos y cerebrales similar a la observada con otros antidepresivos clínicamente eficaces.

A diferencia de los antidepresivos tricíclicos, no se ha observado aumento de peso con el tratamiento para la depresión o para los TOC. Por el contrario, algunos pacientes tratados con sertralina pueden experimentar reducción del peso corporal.

En estudios en humanos y en animales, sertralina no ha demostrado potencial de abuso. En un estudio randomizado, doble ciego, controlado con placebo del riesgo de abuso comparativo de sertralina, alprazolam y d-anfetamina en 20 varones voluntarios sanos, sertralina no produjo efectos subjetivos positivos de potencial de abuso. Por contraste, los sujetos calificaron a alprazolam y a d-anfetamina de forma significativamente mayor que al placebo en las medidas de adicción al fármaco, euforia y potencial de uso exagerado. Sertralina no produjo ni la estimulación y ansiedad asociada con d-anfetamina ni la sedación y disfunción psicomotora asociada con alprazolam. Sertralina no funciona como un potenciador positivo en monos rhesus entrenados para administrarse cocaína, ni sustituye como estímulo discriminativo a d-anfetamina o pentobarbital en los monos rhesus.

5.2. Propiedades farmacocinéticas

Los parámetros farmacocinéticos de sertralina son proporcionales a las dosis en el rango de dosis de 50 a 200 mg. En humanos, tras una dosis oral única diaria entre 50 y 200 mg administrada durante 14 días, las concentraciones plasmáticas máximas (Cmax) de sertralina se alcanzan entre las 4,5 y 8,4 horas, tras su administración. El perfil farmacocinético en adolescentes o ancianos de 65 años o mayores no es significativamente diferente del de los adultos entre 18 y 65 años. El promedio de la semivida de eliminación de sertralina en plasma es de aproximadamente 26 horas. De acuerdo con ésta, existe una acumulación de aproximadamente dos veces hasta la obtención de las concentraciones del estado estable, que se alcanzan después de una semana con dosis únicas diarias. Cerca del 98% del fármaco circulante se une a las proteínas plasmáticas. Estudios en animales indican que sertralina tiene un gran volumen aparente de distribución. La farmacocinética de sertralina en pacientes pediátricos con TOC es comparable a la de los adultos (aunque los pacientes pediátricos metabolizan la sertralina con una ligera mayor eficacia). Sin embargo, es aconsejable utilizar dosis menores para los pacientes pediátricos dado su menor peso corporal (especialmente en los niños de 6-12 años de edad) para evitar unos niveles plasmáticos excesivos.

Sertralina sufre un extenso metabolismo de primer paso. El principal metabolito en plasma, N- desmetil-sertralina, es mucho menos activo que la sertralina (aproximadamente 8 veces) in vitro y es virtualmente inactivo en las pruebas farmacológicas in vivo. La semivida de la N-desmetil- sertralina varía entre 62 y 104 horas. Tanto sertralina como N-desmetil-sertralina se metabolizan ampliamente en el hombre, y los metabolitos resultantes se excretan en heces y orina en igual cantidad. Sólo una pequeña cantidad (<0,2%) de sertralina sin modificar se excreta en la orina.

Los alimentos no modifican significativamente la biodisponibilidad de los comprimidos ni del líquido concentrado para uso oral de sertralina.

5.3. Datos preclínicos sobre seguridad

Los estudios de toxicología en diversas especies animales han demostrado que sertralina no muestra riesgos especiales para el hombre, en cuanto a toxicidad aguda, a dosis repetidas, genotoxicidad y carcinogenicidad.

Los estudios de reproducción en ratones mostraron una menor supervivencia de neonatos, en relación con la dosis, y retardo en la formación ósea de los fetos, posiblemente debido a toxicidad materna. Sertralina no mostró potencial teratogénico en ratones ni conejos.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1. Lista de excipientes

ASERIN tiene los siguientes excipientes: Núcleo: celulosa microcristalina, carboximetilalmidón sódico, hidroxipropilcelulosa, hidrógeno fosfato de calcio dihidrato, estearato de magnesio. Recubrimiento: Opadray Blanco OY-S-7355 (hipromelosa, macrogol 400, dióxido de titanio (E- 171), polisorbato 80).

6.2. Incompatibilidades

No aplicable.

6.3. Período de validez

2 años.

6.4. Precauciones especiales de conservación

No se requieren condiciones especiales de conservación. Almacenar en el envase original.

6.5. Naturaleza y contenido del recipiente

No todos los envases pueden estar comercializados.

ASERIN 50 y 100 mg comprimidos se presenta en blister de PVC/Aluminio o en blister de PVP- PVdC/Aluminio, conteniendo 30 y 60 comprimidos.

6.6. Precauciones especiales de eliminación

Ninguna especial.

La eliminación de los productos no utilizados o de los envases se establecerá de acuerdo con las exigencias locales.

7. NOMBRE Y DOMICILIO SOCIAL DEL TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE

COMERCIALIZACIÓN

INDUSTRIA QUÍMICA Y FARMACÉUTICA VIR, S.A. C/ Laguna 66-68-70 28923 ALCORCÓN (Madrid)

MINISTERIO

8. NÚMERO DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/RENOVACIÓN

Octubre 2006.

10. FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO




Otras presentaciones de este medicamento:

ASERIN 50 mg comprijmidos, 30 comprimidos

ASERIN 50 mg comprijmidos, 60 comprimidos



Prospectos de medicamentos.