prospectos de medicamentos


AMOTEIN 1500 mg Solución para perfusión, 1 x 300 ml








Ficha del medicamento:

Información Basica del medicamento

Principio activo: METRONIDAZOL
Codigo Nacional: 667782
Codigo Registro: 61723
Nombre de presentacion: AMOTEIN 1500 mg Solución para perfusión, 1 x 300 ml
Laboratorio: CHIESI ESPAÑA, S.A.
Fecha de autorizacion: 1998-10-01
Estado: Autorizado
Fecha de estado: 1998-10-01

Prospecto

Toda la información del medicamento

1. DENOMINACIÓN DEL MEDICAMENTO

AMOTEIN 500 mg, Solución para perfusión. AMOTEIN 1500 mg, Solución para perfusión.

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

AMOTEIN 500 mg. Cada envase de 100 ml contiene 500 mg de metronidazol. Cada ml contiene 5 mg de metronidazol. AMOTEIN 1500 mg. Cada envase de 300 ml contiene 1.500 mg de metronidazol. Cada ml contiene 5 mg de metronidazol.

Lista de excipientes, ver apartado 6.1.

Osmolaridad: 280 mOsm/l

3. FORMA FARMACÉUTICA

Solución para perfusión.

Solución límpida, transparente, casi incolora o de color amarillo muy pálido.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1. Indicaciones terapéuticas

Deben tenerse en consideración las directrices oficiales sobre uso y prescripción adecuados de fármacos antimicrobianos.

Amotein, solución para perfusión está indicado cuando no sea posible la administración oral en:

1. Tratamiento de infecciones causadas por gérmenes sensibles a metronidazol, especialmente especies de bacteroides y estreptococos anaerobios (ver apartado 5.1.), tales como:

Infecciones intraabdominales (peritonitis, infecciones postquirúrgicas, abscesos -

intraabdominales y abscesos hepáticos) Infecciones del sistema nervioso central (meningitis, abscesos cerebrales) -

Infecciones ginecológicas (incluyendo endometritis, endomiometritis, abscesos tubo- -

ováricos e infecciones postquirúrgicas) Infecciones del aparato respiratorio inferior (entre las que se incluyen neumonía, empiema -

y abscesos pulmonares) Infecciones de piel y tejidos blandos -

Infecciones osteoarticulares -

Septicemia -

Endocarditis -

Infecciones de las heridas operatorias -

Quemaduras -

2. Profilaxis de las infecciones postoperatorias causadas por bacterias anaerobias sensibles, especialmente especies de bacteroides y estreptococos anaerobios (ver apartado 5.1.), en

pacientes sometidos a cirugía abdominal, ginecológica, digestiva o colorrectal. Si después del tratamiento profiláctico existiesen signos de infección, deben identificarse los microorganismos causantes de la misma e instaurarse un tratamiento adecuado.

Metronidazol es inactivo frente a la mayor parte de las bacterias aerobias, por lo que debe ser administrado simultáneamente con otro antibiótico de adecuado espectro, si procede.

4.2. Posología y forma de administración

La pauta de administración utilizada está en función de la edad y peso del paciente, así como de la gravedad de la infección.

Tratamiento:

Adultos: de 1.000 a 1.500 mg al día en dosis única, o bien 500 mg cada 8 horas.

Niños: dosis única de 20 a 30 mg/kg/día o bien 3 dosis de 7,5 mg/kg cada 8 horas.

Recién nacidos de menos de 8 semanas de edad: dosis inferior a 15 mg /kg de peso corporal una vez al día o 7,5 mg/kg cada 12 horas.

Recién nacidos prematuros de edad de gestación inferior a 40 semanas: se puede producir acumulación del fármaco durante la primera semana de vida. Deben controlarse las concentraciones séricas tras algunos días de tratamiento.

Pacientes de edad avanzada: la información es limitada en esta población, por tanto se aconseja administrar con precaución, en particular a dosis altas.

Cuando las condiciones del paciente lo permitan se deberá sustituir la vía intravenosa por la vía oral. La medicación por vía oral puede administrarse siguiendo la misma pauta posológica.

Duración del tratamiento: La duración habitual de la terapia es de siete días. No obstante, el tratamiento se puede prolongar dependiendo de la evaluación clínica del paciente así como de los resultados microbiológicos, como por ejemplo, para la erradicación de infecciones en zonas que no pueden ser drenadas o con tendencia a la recontaminación endógena por microorganismos patógenos anaerobios del intestino, bucofaringe o aparato genital.

Profilaxis en cirugía:

Principalmente en la cirugía abdominal (especialmente colorrectal) y ginecológica. Son posibles varias pautas, en función de la edad y del peso corporal:

Adultos: perfusión de una dosis única de 1.000 a 1.500 mg, entre 30 y 60 minutos antes de la intervención quirúrgica, o bien 500 mg inmediatamente antes, durante o después de la intervención, pasando luego a 500 mg cada 8 horas.

Niños: perfusión de una dosis única de 20 a 30 mg/kg, entre 30 y 60 minutos antes de la intervención quirúrgica, o bien 7,5 mg/kg administrados inmediatamente antes, durante y después de la intervención, repitiendo posteriormente cada 8 horas.

Recién nacidos prematuros de edad de gestación inferior a 40 semanas: dosis única de 10 mg/kg de peso corporal preoperatoriamente.

Pacientes de edad avanzada: se aconseja proceder con precaución en los ancianos, en particular con dosis altas, aunque se dispone de información limitada sobre modificación de la posología.

Duración de la profilaxis: La duración de la profilaxis antibiótica debe ser breve, principalmente limitada a las horas de la intervención post-quirúrgica, y nunca debe superar las 48 horas.

Si después del tratamiento profiláctico existiesen signos de infección, deben identificarse los microorganismos causantes de la misma e instaurarse un tratamiento adecuado.

Pacientes con insuficiencia hepática

Dado que el metronidazol se metaboliza básicamente por oxidación hepática, se recomienda reducir la dosis y/o la frecuencia de la administración, especialmente en pacientes con alteración hepática grave, controlando las concentraciones séricas (ver apartado 4.4.).

Pacientes con insuficiencia renal

No se considera necesario realizar sistemáticamente ajustes de la dosis de metronidazol en la insuficiencia renal. No es necesario ajustar sistemáticamente la dosis de metronidazol en pacientes con insuficiencia renal sometidos a diálisis peritoneal intermitente (DPI) o a diálisis peritoneal ambulatoria continua (CAPD). No obstante, puede ser necesario reducir la dosis si se encuentran concentraciones excesivas de metabolitos. En los pacientes sometidos a hemodiálisis, la administración de metronidazol debe repetirse inmediatamente después de la sesión de hemodiálisis.

Forma de administración:

Amotein 500 mg y Amotein 1500 mg, solución para perfusión, se administran por vía intravenosa en forma de perfusión, a razón de 5 ml por minuto. La especialidad se presenta lista para su administración. No requiere dilución previa.

La vía intravenosa debe sustituirse por la vía oral tan pronto las condiciones del paciente así lo permitan.

4.3. Contraindicaciones

El metronidazol está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida a este antibiótico o a otros derivados nitroimidazólicos, así como a cualquiera de los excipientes contenidos en la formulación (ver apartado 6.1.).

4.4. Advertencias y precauciones especiales de empleo

Hepatopatía: Metronidazol se metaboliza fundamentalmente por oxidación hepática. La insuficiencia hepática avanzada puede dar lugar a una disminución sustancial del aclaramiento del fármaco. En estos pacientes debe considerarse cuidadosamente la relación beneficio-riesgo del uso de metronidazol

MINISTERIO para tratar la tricomoniasis (para el ajuste de la dosis, véase la Sección 4.2). Las concentraciones plasmáticas de metronidazol deben vigilarse atentamente.

Enfermedad activa del sistema nervioso central: Metronidazol debe usarse con precaución en los pacientes con enfermedad activa del sistema nervioso central. El tratamiento debe suspenderse en caso de aparición de ataxia, mareos o confusión. Debe considerarse el riesgo de empeoramiento del estado neurológico en pacientes con enfermedades neurológicas centrales y periféricas graves, parestesias y epilepsia estables o progresivas. Es necesario proceder con precaución en pacientes con enfermedad activa del sistema nervioso central, excepto en caso de absceso cerebral.

Enfermedad renal: Metronidazol se elimina durante la hemodiálisis y debe administrarse una vez terminada la sesión de hemodiálisis.

Pacientes con restricción de sodio: Puede ser perjudicial para los pacientes con dieta hiposódica.

Alcohol: Se debe advertir a los pacientes de que no tomen alcohol durante el tratamiento con metronidazol y al menos durante las 48 horas siguientes debido al efecto disulfiram (rubefacción, vómitos, taquicardia). Véase la Sección 4.5.

Tratamiento intensivo o prolongado con metronidazol: Por regla general, la duración habitual del tratamiento con metronidazol IV u otros derivados del imidazol suele ser inferior a 10 días. Este período sólo puede superarse en casos concretos tras una evaluación muy rigurosa de la relación beneficio-riesgo. Sólo debe repetirse el tratamiento en casos excepcionales. Es necesario limitar la duración del tratamiento porque no puede excluirse el daño de las células germinales humanas. El tratamiento intensivo o prolongado con metronidazol sólo debe llevarse a cabo en condiciones de estrecha vigilancia de los efectos clínicos y biológicos y bajo la dirección de un especialista. Si es necesario un tratamiento prolongado, el médico debe tener presente la posibilidad de neuropatía periférica o leucopenia. Normalmente, ambos efectos son reversibles. En caso de tratamiento prolongado se debe comprobar la aparición de reacciones adversas como parestesias, ataxia, mareo y crisis convulsivas. Los tratamientos con dosis altas se han asociado a crisis epileptiformes transitorias.

Vigilancia: Se aconseja realizar una vigilancia clínica y analítica periódica (incluyendo la fórmula leucocitaria) durante tratamientos prolongados o con dosis altas en caso de antecedentes de discrasia sanguínea, infección grave e insuficiencia hepática grave.

Generales: Se debe advertir a los pacientes de que metronidazol puede oscurecer la orina (debido a un metabolito de metronidazol).

Este medicamento contiene 338 mg de sodio por 100 ml de solución, hecho que debe ser tenido en cuenta en aquellos pacientes sometidos a restricción dietética de sodio.

4.5. Interacción con con otros medicamentos y otras formas de interacción

Debe evitarse la administración simultánea de: Alcohol: efecto disulfiram (calor, enrojecimiento cutáneo, vómitos, taquicardia). Debe evitarse el consumo de bebidas alcohólicas y de fármacos que contengan alcohol. Se debe advertir a los pacientes de que no tomen alcohol durante el tratamiento con metronidazol y al menos durante las 48 horas siguientes, debido a la reacción de tipo disulfiram (efecto Antabus: rubefacción, vómitos, taquicardia).

Tratamientos concomitantes que requieren precauciones especiales:

El metronidazol potencia la acción de la warfarina y otros anticoagulantes cumarínicos orales, provocando un incremento en el tiempo de protrombina. Debido a ello, y siempre que sea posible, se recomienda evitar la administración concurrente. En caso contrario, durante el tratamiento y en los 8 días posteriores, se deberá monitorizar el tiempo de protrombina y, en función de éste, ajustar la dosis de anticoagulante. Se ha notificado que un gran número de pacientes experimentaron un aumento de la actividad de los anticoagulantes orales mientras recibían simultáneamente tratamiento antibiótico. La situación infecciosa e inflamatoria del paciente, junto con su edad y su buen estado general, constituyen factores de riesgo en este contexto. Sin embargo, en estas circunstancias no está clara la función desempeñada por la propia enfermedad o su tratamiento en la aparición de las alteraciones del tiempo de protrombina. Es más probable que algunas clases de antibióticos produzcan esta interacción, en particular fluoroquinolonas, cotrimoxazol, macrólidos, ciclinas y algunas cefalosporinas.

Vecuronio: (agente curarizante no despolarizante), metronidazol puede potenciar los efectos de vecuronio.

Combinaciones que se deben considerar:

5-Fluorouracilo: potenciación de la toxicidad de 5-Fluorouracilo por disminución de su aclaramiento.

Litio: se ha comunicado retención de litio acompañada de signos de posible lesión renal en pacientes tratados simultáneamente con este fármaco y metronidazol. El tratamiento con litio debe reducirse progresivamente o suspenderse antes de administrar metronidazol. Deben vigilarse las concentraciones plasmáticas de litio, creatinina y electrólitos en los pacientes tratados con litio que reciben metronidazol.

Barbitúricos: fenobarbital puede inducir el metabolismo de metronidazol, lo que puede disminuir la eficacia de este fármaco.

Colestiramina puede retrasar o reducir la absorción de metronidazol.

La administración concomitante de fenitoína y metronidazol puede afectar al metabolismo de metronidazol.

Cimetidina inhibe el metabolismo de metronidazol.

Ciclosporina: casos clínicos indican que el tratamiento simultáneo con metronidazol y ciclosporina puede elevar las concentraciones séricas de ciclosporina. Deben controlarse las concentraciones de ciclosporina y las cifras de creatinina.

Interferencias con pruebas de laboratorio Metronidazol puede inmovilizar a Treponema y, en consecuencia, dar lugar a resultados falsos positivos en la prueba de Nelson.

El metronidazol puede interferir con cierto tipo de determinaciones analíticas en sangre (ALT, AST, LDH, triglicéridos, glucosa), pudiendo dar lugar a falsos negativos o a un resultado anormalmente bajo. Estas determinaciones analíticas se basan en una disminución de la absorbancia ultravioleta, hecho que ocurre cuando el NADH se oxida a NAD. La interferencia se debe a la similitud existente en los picos de absorción del NADH (340 nm) y del metronidazol (322 nm) a pH 7.

4.6. Embarazo y lactancia

Los datos clínicos de un gran número de embarazos expuestos y los datos obtenidos en animales no indican un efecto teratógeno ni fetotóxico. Sin embargo, la administración sin limitaciones de nitroimidazoleno a la madre puede asociarse a un riesgo carcinógeno y mutágeno para el feto o el recién nacido.

Por lo tanto, metronidazol no debe administrarse durante el embarazo a menos que sea claramente necesario. Metronidazol está contraindicado durante el primer trimestre del embarazo.

Metronidazol se excreta por la leche materna. Durante la lactancia natural, debe suspenderse ésta o metronidazol.

4.7. Efectos sobre la capacidad para conducir vehículos y utilizar máquinas

No se han realizado estudios sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas tras el tratamiento intravenoso con metronidazol. Por lo tanto, se recomienda que los pacientes no conduzcan ni utilicen maquinaria.

4.8. Reacciones adversas

Reacciones adversas frecuentes (> 1/100 , < 1/10): Tracto gastrointestinal: síntomas inespecíficos de intolerancia (como náuseas, vómitos), sabor metálico, estomatitis con glositis y sequedad de boca; mialgias.

Reacciones adversas poco frecuentes (> 1/1.000, < 1/100): leucocitopenia, cefalea y debilidad.

Reacciones adversas raras (> 1/10.000, < 1/1.000): Generales: fiebre, exantema, urticaria, eritema multiforme, shock anafiláctico, edema de Quincke o angioneurótico, pustulosis.

Neurológicas: somnolencia, mareo, ataxia, neuropatía periférica o crisis epileptiformes transitorias, alucinaciones.

Hematológicas: agranulocitosis, neutrocitopenia, trombocitopenia, pancitopenia. Las discrasias sanguíneas son generalmente reversibles, pero se han descrito casos mortales.

Hepáticas: pruebas funcionales anómalas, hepatitis ictérica colestásica, pancreatitis; se han notificado casos infrecuentes y reversibles de pancreatitis.

Gastrointestinales: mucositis, epigastralgia, náuseas, vómitos, diarrea, anorexia.

Urinarias: oscurecimiento de la orina.

Oftalmológicas: diplopía, miopía.

Reacción de Herxheimer.

Las alteraciones del hemograma así como la neuropatía periférica observada tras un tratamiento prolongado o con dosis altas ceden generalmente tras retirar el tratamiento.

4.9 Sobredosificación

Síntomas: En el adulto se han descrito efectos neurotóxicos, que incluyen crisis convulsivas y neuropatía periférica, tras la administración oral de entre 6 y 10,4 g de metronidazol en días alternos durante 5-7 días. Otras reacciones como náuseas, vómitos y ataxia han sido descritas en individuos que ingirieron una dosis única oral de hasta 15 g de metronidazol.

Tratamiento: No existe un tratamiento o antídoto específico frente a una sobredosis de metronidazol, por lo que en caso de presentarse alguna reacción tóxica por sobredosis, se deberá suspender de inmediato la administración del fármaco e iniciarse un tratamiento sintomático y de apoyo.

El metronidazol y sus metabolitos pueden ser eliminados rápidamente por hemodiálisis pero no se eliminan por diálisis peritoneal.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS DE ESTE MEDICAMENTO

5.1. Propiedades farmacodinámicas Metronidazol es un agente antiinfeccioso perteneciente al grupo farmacoterapéutico de los derivados del nitroimidazol con efecto principalmente sobre anaerobios estrictos. Este efecto probablemente se debe a la interacción entre el ADN y sus diferentes metabolitos.

Grupo farmacoterapéutico: antibacterianos de uso sistémico: derivados del imidazol (Código ATC: J01XD01) y Grupo farmacoterapéutico: antiprotozoarios: derivados del nitroimidazol (Código ATC: P01AB01).

Metronidazol tiene actividad antibacteriana y antiprotozoaria y es eficaz frente a bacterias anaerobias y Trichomonas vaginalis y otros protozoos, inclyendo Entamoeba histolytica y Giardia lamblia.

Espectro antimicrobiano: Los valores de corte de la CIM que separan los microorganismos sensibles de aquellos con sensibilidad intermedia y de los resistentes son los siguientes: S 4 mg/l y R > 4 mg/l

La prevalencia de la resistencia adquirida puede variar con el lugar geográfico y con el tiempo para la especie seleccionada, por lo que conviene disponer de información local, especialmente al tratar infecciones graves. La presente información sólo constituye una orientación aproximada sobre las probabilidades de que los microorganismos sean sensibles o no a metronidazol.

Categorías SENSIBLE Aerobios gramnegativos Helicobacter pylori Anaerobios Bacteroides fragilis Bifidobacterium >> resistente (70 %) Bilophila Clostridium Clostridium difficile Clostridium perfringens Eubacterium Fusobacterium Peptostreptococcus Prevotella Porphyromonas Veillonella RESISTENTE Aerobios grampositivos Actinomyces Anaerobios Mobiluncus Propionibacterium acnes ACTIVIDAD ANTIPARASITARIA Entamoeba histolytica Giardia intestinalis Trichomonas vaginalis

Se produce resistencia cruzada con tinidazol.

5.2. Propiedades farmacocinéticas

Distribución: Tras la administración de una dosis única de 500 mg, se alcanzan concentraciones plasmáticas máximas medias de metronidazol de aproximadamente 14-18 g/ml al final de una perfusión de 20 minutos. Se obtienen concentraciones plasmáticas máximas de aproximadamente 3 g/ml del 2-hidroxi-metabolito tras la administración de una dosis IV única de 1 g. Se alcanzan concentraciones plasmáticas en equilibrio de metronidazol de alrededor de 17 y 13 g/ml tras la administración del fármaco cada 8 ó 12 horas, respectivamente. La unión a proteínas plasmáticas es inferior al 10 % y el volumen de distribución es de 1,1 ± 0,4 l/kg.

Metabolismo: Metronidazol es metabolizado en el hígado por hidroxilación, oxidación y glucuronidación. Los principales metabolitos son un 2-hidroxi-metabolito y un metabolito de ácido acético.

Eliminación: Más del 50 % de la dosis administrada se excreta por la orina en forma de metronidazol intacto (aproximadamente el 20 % de la dosis) y sus metabolitos. Alrededor del 20 % de la dosis se excreta por las heces. El aclaramiento es de 1,3 ± 0,3 ml/min/kg, con un aclaramiento renal de alrededor de 0,15 ml/min/kg. La semivida de eliminación plasmática de metronidazol es de aproximadamente 8 horas y la del 2-hidroxi-metabolito, de alrededor de 10 horas. Grupos especiales de pacientes: La semivida de eliminación plasmática de metronidazol no varía en la insuficiencia renal, aunque puede aumentar la del 2-hidroxi-metabolito y la de un metabolito de ácido acético. En la hemodiálisis, metronidazol es rápidamente excretado y la semivida de eliminación plasmática disminuye aproximadamente a 2,5 horas. La diálisis peritoneal no parece afectar a la eliminación de metronidazol o sus metabolitos. Es previsible que el metabolismo de metronidazol disminuya en pacientes con insuficiencia hepática, lo que aumentaría la semivida de eliminación plasmática. En pacientes con insuficiencia hepática grave el aclaramiento puede disminuir hasta aproximadamente el 65 %, con el resultado de la acumulación de metronidazol en el organismo.

5.3. Datos preclínicos sobre seguridad Se ha demostrado in vitro e in vivo que metronidazol no es mutágeno para células de mamífero. En algunas pruebas con células no procedentes de mamífero se ha comprobado que metronidazol y uno de sus metabolitos son mutágenos. Aunque se ha demostrado que metronidazol es cancerígeno para determinadas especies de ratones, no lo es para la rata o el cobaya. No hay indicios de que sea cancerígeno para el ser humano. Los datos preclínicos adicionales sobre toxicidad por administración múltiple y toxicidad para la reproducción no aportan informaciones de interés para el prescriptor.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1. Lista de excipientes

Cloruro de sodio Hidrógeno fosfato de sodio dodecahidrato Ácido cítrico monohidrato Agua para preparaciones inyectables

6.2. Incompatibilidades

En general, no se recomienda adicionar otros fármacos a la solución intravenosa de metronidazol.

No obstante, Amotein puede administrarse simultáneamente con otros antiinfecciosos aunque de forma separada (es decir, no en el mismo envase) con el fin de evitar una posible incompatibilidad química. A pesar de ello, se recomienda consultar tablas de compatibilidades antes de administrar con otros medicamentos.

6.3. Período de validez

3 años Una vez abierto el envase, la solución debe administrarse inmediatamente. Debe desecharse la fracción no utilizada.

6.4. Precauciones especiales de conservación

Conservar en el envase original, protegido de la luz.

6.5. Naturaleza y contenido del recipiente

Frasco de polietileno, provisto de una cápsula de doble vía para infusión (Twincap). AMOTEIN 500 mg, Solución para perfusión, el envase contiene 100 ml AMOTEIN 1500 mg, Solución para perfusión, el envase contiene 300 ml

6.6. Instrucciones de uso y manipulación

La especialidad se presenta lista para su administración. En la administración de Amotein deberá utilizarse una técnica aséptica de manipulación de preparados por vía intravenosa. Asegurarse de la ausencia de fugas presionando el envase de Amotein. En el caso de existir fugas, desechar el envase.

MINISTERIO La solución de Amotein debe ser transparente y exenta de partículas. No administrar en caso contrario. Conservar protegido de la luz. No adicionar medicamentos. Colgar el envase por el ojal, quitar el protector de la vía de salida, y conectar el equipo de administración.

Precauciones:

No utilizar toma de aire. No conectar en serie, ya que puede producirse embolia gaseosa debido al aire residual arrastrado desde el primer envase.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

CHIESI ESPAÑA, S.A. Berlín 38-48, 7ª planta 08029 Barcelona (España)

8. NÚMERO DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

AMOTEIN 500 mg, Solución para perfusión: Nº reg.: 58591 AMOTEIN 1500 mg, Solución para perfusión: Nº reg.: 61.723

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN O RENOVACIÓN DE LA

AUTORIZACIÓN

AMOTEIN 500 mg, Solución para perfusión: Agosto 2004 (Renovación). AMOTEIN 1500 mg , Solución para perfusión: Octubre 2003 (Renovación).

10 .FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO

Mayo de 2005

FT03




Otras presentaciones de este medicamento:

AMOTEIN 1,5 g Solución para perfusión,10 x 500 ml

AMOTEIN 1500 mg Solución para perfusión, 20 x 300 ml



Prospectos de medicamentos.