prospectos de medicamentos


ACIDO VALPROICO GENFARMA 400 mg, polvo y disolvente para solución inyectable , 1 vial + 1 ampolla








Ficha del medicamento:

Información Basica del medicamento

Principio activo: VALPROICO ACIDO
Codigo Nacional: 656031
Codigo Registro: 68034
Nombre de presentacion: ACIDO VALPROICO GENFARMA 400 mg, polvo y disolvente para solución inyectable , 1 vial + 1 ampolla
Laboratorio: GENFARMA LABORATORIO, S.L.
Fecha de autorizacion: 2006-09-18
Estado: Autorizado
Fecha de estado: 2006-09-18

Prospecto

Toda la información del medicamento

VALPROATO DE SODIO GENFARMA 400 MG POLVO Y DISOLVENTE PARA SOLUCIÓN INYECTABLE EFG

1. Nombre del medicamento

VALPROATO DE SODIO GENFARMA 400 MG POLVO Y DISOLVENTE PARA SOLUCIÓN INYECTABLE EFG

VALPROATO DE SODIO GENFARMA 400 MG POLVO Y DISOLVENTE PARA SOLUCIÓN INYECTABLE EFG es una especialidad de uso hospitalario.

2. Composición cualitativa y cuantitativa

VALPROATO DE SODIO GENFARMA - Ácido valproico 400 mg (D.C.I.) sal sódica

Excipiente, c.s.p. --

Agua esterilizada Ampolla: para 4 ml preparaciones inyectables, c.s.p.

3. Forma farmacéutica

Polvo y disolvente para solución inyectable.

4. Datos clínicos

4.1. Indicaciones

· Epilepsias generalizadas o parciales:

Generalizadas primarias: convulsivas, no convulsivas o ausencias y mioclónicas. Parciales: con sintomatología elemental (comprendidas las formas Bravais- Jacksonianas) o sintomatología compleja (formas psicosensoriales, psicomotrices,...). Parciales secundariamente generalizadas. Formas mixtas y epilepsias generalizadas secundarias (West y Lennox- Gastaut).

· Convulsiones febriles de la infancia. · Tics infantiles.

VALPROATO DE SODIO GENFARMA 400 MG POLVO Y DISOLVENTE PARA SOLUCIÓN INYECTABLE EFGdebe reservarse para pacientes inconscientes y otras situaciones en las que la administración oral no es posible temporalmente, debiendo reemplazarse por la presentación oral más adecuada tan pronto como sea posible.

También puede recurrirse a la presentación inyectable en aquellas situaciones urgentes en que sea precisa una rápida inducción terapéutica.

4.2. Posología y forma de administración

Adolescentes y adultos:

En pacientes con tratamiento instaurado por vía oral, se administrará VALPROATO DE SODIO GENFARMA 400 MG POLVO Y DISOLVENTE PARA SOLUCIÓN INYECTABLE EFG en perfusión continua, de 4 a 6 horas después de la toma oral, siguiendo la misma pauta posológica ya establecida, a un ritmo de perfusión entre 0,5 y 1 mg/kg/h. En el resto de pacientes, administrar el preparado en forma de inyección lenta (3-5 minutos), a razón de 400-800 mg en función del peso (15 mg/kg) para continuar después de 30 minutos con una perfusión continua a 1 mg/kg/h hasta un máximo de 25 mg/kg/día.

· Lactantes y niños: 20-30 mg/kg de peso. · Ancianos: 15-20 mg/kg de peso.

La terapia oral debe reemplazar a la intravenosa tan pronto como sea posible.

EN NINGÚN CASO SE ADMINISTRARÁ VALPROATO DE SODIO GENFARMA 400 MG POLVO Y DISOLVENTE PARA SOLUCIÓN INYECTABLE EFG POR VÍA DISTINTA A LA INTRAVENOSA.

4.3. Contraindicaciones

· Hipersensibilidad al medicamento. · Hepatitis aguda y crónica. · Antecedente familiar de hepatitis severa, especialmente medicamentosa. · Insuficiencia hepática severa y trastornos graves de la coagulación. · Trastornos del metabolismo de aminoácidos ramificados y del ciclo de la urea.

4.4. Advertencias y precauciones especiales de empleo

Advertencias

Se han descrito lesiones hepáticas, en raras ocasiones letales, en pacientes tratados con valproato. Los lactantes y niños menores de 3 años, que presentan una epilepsia severa y sobre todo una epilepsia asociada a lesiones cerebrales, retraso psíquico y/o una enfermedad metabólica o degenerativa de origen genético, son los más susceptibles a este riesgo. A partir de los 3 años la incidencia de aparición disminuye de forma significativa, decreciendo progresivamente con la edad. En la gran mayoría de los casos, estas alteraciones hepáticas han sido observadas durante los 6 primeros meses de tratamiento, con una frecuencia máxima entre la segunda y la duodécima semana y, generalmente, en el curso de politerapia antiepiléptica. El diagnóstico precoz se fundamenta en la clínica. En particular, debe tenerse en cuenta, sobre todo en pacientes de riesgo, dos tipos de manifestaciones que pueden preceder a la ictericia:

· por un lado, síntomas inespecíficos, generalmente de aparición súbita, tales como astenia, anorexia, abatimiento, somnolencia, acompañados ocasionalmente de vómitos de repetición y de algias abdominales.

· por otra parte, reaparición de las crisis epilépticas.

Es conveniente informar al paciente, o a su familia si se trata de un niño, que la aparición de este cuadro clínico, debe ser motivo de consulta médica inmediata. Esta debe incluir, aparte del examen clínico, la práctica de un control biológico de las funciones hepáticas. Durante los 6 primeros meses de tratamiento, debe practicarse, periódicamente, una vigilancia de las funciones hepáticas.

De entre los exámenes clásicos, los tests que reflejan la síntesis proteica, fundamentalmente la tasa de protrombina, son los más específicos. La confirmación de una tasa de protrombina anormalmente baja, sobre todo si se acompaña de otras anomalías biológicas (disminución significativa del fibrinógeno y de los factores de coagulación, aumento de la bilirrubina, elevación de las transaminasas - ver también precauciones de empleo -), debe conducir a detener el tratamiento con valproato, así como por prudencia, en el caso de que sean coprescritos, los derivados salicílicos, dado que utilizan la misma vía metabólica. La utilización de valproato en un paciente que presenta un lupus eritematoso diseminado deberá valorarse en función del balance beneficio-riesgo, dado que muy excepcionalmente se han reportado manifestaciones inmunológicas con valproato.

Precauciones

· Practicar un control biológico de las funciones hepáticas antes de iniciar el tratamiento (ver Contraindicaciones) y una vigilancia periódica durante los 6 primeros meses, fundamentalmente en los pacientes de riesgo (ver Advertencias). · Debe destacarse que, como en la mayoría de antiepilépticos, puede observarse, particularmente al inicio del tratamiento, un incremento aislado y transitorio de las transaminasas, en ausencia de manifestaciones clínicas. En este caso, se aconseja practicar un balance más completo (en particular de la tasa de protrombina), reconsiderar eventualmente la posología y reiterar los controles en función de la evolución de los parámetros.

· En los niños menores de 3 años, se aconseja utilizar valproato únicamente en monoterapia, después de haber evaluado el interés terapéutico en relación al riesgo de hepatopatía en los pacientes de esta edad (ver criterios de riesgo en Advertencias).

· En caso de síndrome doloroso abdominal agudo se recomienda, antes de todo gesto quirúrgico, determinar la amilasemia, ya que excepcionalmente se ha descrito algún caso de pancreatitis. Han sido notificados casos de pancreatitis, algunos de ellos con desenlace fatal. En caso de aparición de signos y/o síntomas sugestivos de pancreatitis, se deberá suspender inmediatamente el tratamiento (Ver Reacciones Adversas).

· En la insuficiencia renal, es conveniente tener en cuenta la posibilidad de un aumento de concentraciones séricas libres de ácido valproico, debiendo disminuir, en consecuencia la posología.

· Se recomienda la realización de un examen hematológico (recuento y fórmula incluyendo plaquetas, tiempo de sangría y balance de coagulación con dosificación del Factor VIII), previamente al tratamiento, así como ante una intervención quirúrgica y en caso de hematomas o hemorragias espontáneas (ver Efectos secundarios).

Durante el tratamiento los pacientes no deberán ingerir alcohol. Si se asocia valproato con éste o con otros depresores del SNC, deberá tenerse precaución en el caso de conducir automóviles o manejar maquinaria peligrosa.

4.5. Interacciones medicamentosas

· Efectos de valproato sobre con otros medicamentos.

Valproato puede potenciar el efecto de los neurolépticos y antidepresivos, siendo aconsejable el seguimiento clínico y la adaptación eventual del tratamiento en caso de asociación. Valproato aumenta las concentraciones plasmáticas del fenobarbital (inhibición del catabolismo hepático) con aparición de sedación, más frecuente en los niños. Deben reducirse desde el inicio las dosis de fenobarbital (de 1/3 a 1/4), hacer un seguimiento clínico y un control eventual de las tasas plasmáticas de fenobarbital.

MINISTERIO Valproato aumenta la fracción libre de fenitoína, pudiendo condicionar la aparición de signos de sobredosificación (el ácido valproico desplaza la fenitoína de sus lugares de fijación proteica plasmática y enlentece su catabolismo hepático). Es aconsejable un seguimiento clínico. Para establecer las tasas séricas de fenitoína, debe tenerse en consideración sobre todo su forma libre.

· Efectos de con otros medicamentos sobre el valproato.

Los antiepilépticos con efecto inductor enzimático (sobre todo fenitoína, fenobarbital, carbamazepina) disminuyen las concentraciones séricas de valproato. En caso de asociación deben ajustarse las dosis en función de los niveles plasmáticos obtenidos.

· Otras interacciones.

La asociación con anticoagulantes y ácido acetilsalicílico debe hacerse con prudencia (ver Efectos secundarios). A causa de ausencia de efecto inductor enzimático, el ácido valproico no disminuye la concentración sanguínea total de los estroprogestágenos en las mujeres sometidas a contracepción hormonal.

4.6. Embarazo y lactancia

· Riesgo asociado a la epilepsia y a los antiepilépticos

En las mujeres epilépticas tratadas con cualquier antiepiléptico sin distinción, se ha demostrado una tasa global de malformaciones (aproximadamente el doble de la población general) situada alrededor del 4%; si bien se advierte una mayor incidencia de niños malformados con politerapia, la responsabilidad respectiva de los tratamientos y de la propia enfermedad no ha podido establecerse con seguridad. Las malformaciones que se observan con más frecuencia son las cardiovasculares y la hendidura labial. La interrupción brusca del tratamiento antiepiléptico puede entrañar para la madre una agravación de la enfermedad, perjudicial para el feto.

· Riesgo asociado a valproato

En el animal: la experimentación ha puesto en evidencia un efecto teratógeno en el ratón, la rata y el conejo. En la especie humana: el riesgo global de malformación, tras la administración de valproato en el primer trimestre, no es superior al de los otros antiepilépticos. Han sido descritos algunos casos de polimalformaciones y de dismorfia facial; la certeza y la frecuencia de estos efectos no han sido claramente establecidos hasta el momento actual. Sin embargo, valproato parece inducir preferentemente anomalías de cierre del tubo neural: mielomeningocele, espina bífida, malformaciones en las que es posible el diagnóstico antenatal. La frecuencia de este efecto es del orden del 1%.

Teniendo en cuenta estos datos:

· En una mujer epiléptica tratada con valproato no parece justificado desaconsejar una concepción. · Si se considera la posibilidad de un embarazo debe replantearse la necesidad del tratamiento antiepiléptico. · Se recomienda no prescribirlo durante el primer trimestre del embarazo, si bien el clínico deberá evaluar la relación riesgo/beneficio de forma individualizada. En caso de que el tratamiento resulte indispensable para el control de la crisis, el clínico llevará a cabo una monitorización antenatal especializada para evidenciar la posible aparición de una anomalía en el cierre del tubo neural. La monoterapia es aconsejable. Conviene utilizar la mínima dosis diaria eficaz y repartirla en varias tomas.

· Lactancia

Valproato sódico pasa a la leche materna en pequeña proporción, equivalente a una concentración del 1 al 10% del nivel sérico. Se posee experiencia en la actualidad sobre algunas decenas de niños amamantados y seguidos durante el período neonatal en los que no se ha evidenciado ningún efecto clínico.

4.7. Efectos sobre la capacidad para conducir vehículos y utilizar maquinaria

No procede.

4.8. Efectos secundarios

· Hepatopatías (ver Advertencias). · Riesgo teratogénico (ver Embarazo y lactancia). · Estados confusionales o convulsivos: se han observado, en pacientes tratados con valproato, algunos casos de estado estuporoso aislado o asociado a una recrudescencia de las crisis, que han remitido al suspender el tratamiento o al reducir las dosis. Estos casos se dan mayoritariamente en politerapia (particularmente con fenobarbital) o aumento brusco de las dosis con valproato de sodio, o después de una inducción demasiado rápida del tratamiento. · Se han descrito, al inicio del tratamiento, algunos casos de hiperactividad o irritabilidad, sobre todo en el niño. · Algunos individuos pueden presentar al inicio del tratamiento trastornos digestivos (náuseas, gastralgias) que ceden generalmente en algunos días sin necesidad de interrumpir el tratamiento.

MINISTERIO · Se han descrito algunos efectos indeseables pasajeros y/o dosis dependientes: caída del cabello, temblores finos de actitud, hiperamoniemia (habitualmente sin manifestaciones clínicas y sin modificaciones de los tests biológicos hepáticos) y disminución aislada del fibrinógeno. · Valproato inhibe la segunda fase de la agregación plaquetaria. Se han descrito una prolongación del tiempo de sangría y algunos casos de trombopenia, generalmente sin signos clínicos, sobre todo a dosis elevadas. Más raramente, se observan algunos casos de anemia o de leucopenia. · Se han observado, ocasionalmente, amenorreas e irregularidades menstruales. · Se ha observado, en una proporción importante de pacientes, la aparición de incremento de peso inducido por el tratamiento con ácido valproico, pudiendo ser precisa la instauración de medidas dietéticas correctoras. · Han sido notificados casos de pancreatitis, algunos de ellos con desenlace fatal (Ver Precauciones).

4.9. Intoxicación y su tratamiento

El cuadro clínico de la intoxicación aguda masiva comporta habitualmente un coma más o menos profundo con hipotensión muscular, hiporreflexia, miosis y disminución de la función respiratoria. En los casos muy graves, se practicará eventualmente una diálisis o una exanguinotransfusión. En algunos casos de sobredosis masiva se ha presentado edema cerebral importante que debe ser tratado con las medidas habituales en estos casos. El pronóstico de estas intoxicaciones es generalmente favorable.

5. Propiedades farmacológicas

5.1. Propiedades farmacodinámicas

VALPROATO DE SODIO GENFARMA 400 MG POLVO Y DISOLVENTE PARA SOLUCIÓN INYECTABLE EFG es un antiepiléptico caracterizado por:

· Su actividad anticonvulsivante en diversos tipos de crisis convulsivas y de epilepsias en el hombre, abarcando su acción, no sólo los fenómenos paroxísticos sino también determinados trastornos del humor. · El mecanismo de acción anticonvulsivante no está perfectamente identificado, aunque se conoce que valproato aumenta los niveles cerebrales de GABA, disminuye los niveles de aminoácidos excitadores (ácido aspártico y glutámico) y modifica la conductancia del potasio facilitando la hiperpolarización de las neuronas. · Poseer una buena tolerancia biológica, no creando hábito ni síndrome de abstinencia. Carece de efecto hipnógeno. · Se ha demostrado que valproato sódico estimula la replicación del virus HIV en ciertos estudios "in vitro"; sin embargo, este efecto es moderado y depende de los modelos experimentales empleados y/o de la respuesta "in vitro" individual de las células al valproato.

5.2. Propiedades farmacocinéticas

· Tras su administración oral, la biodisponibilidad sanguínea de valproato se aproxima al 100%. · La concentración plasmática de equilibrio se alcanza rápidamente (3-4 horas). · Su eliminación es rápida (vida media de eliminación 15-17 horas). · Las concentraciones séricas consideradas eficaces terapéuticamente son del orden de 40 a 100 mg/l (277,6 a 694 ###mol/l). Ante tasas séricas superiores a 200 mg/l es necesaria una reducción de la posología. · Valproato penetra en L.C.R., S.N.C., leche materna y placenta, en una proporción de alrededor del 10 % de la tasa sanguínea global. · Valproato no es inductor de los enzimas del retículo endoplasmático hepático, contrariamente a la mayor parte del resto de los antiepilépticos. · No acelera su propia degradación, ni la de otras sustancias tales como los estroprogestágenos, ni las antivitaminas K. · La fijación proteica, esencialmente a la albúmina, es dosis-dependiente y saturable. Para concentraciones plasmáticas totales de 60 a 100 mg/l en ácido valproico, la fracción libre es en general del 6 al 15 %. En el insuficiente renal, la proporción de fracción libre tiende a aumentar. · La eliminación de la fracción libre es esencialmente renal, siendo en parte en forma inalterada (valproato libre y conjugado) y en parte en forma de metabolitos.

6. Datos farmacéuticos

6.1. Relación de excipientes

- Vial: no contiene. - Ampolla: Agua esterilizada para preparaciones inyectables

6.2. Incompatibilidades

Ver punto 6.6. Instrucciones de uso/manipulación.

6.3. Período de validez

2 años.

6.4. Precauciones especiales de conservación

VALPROATO DE SODIO GENFARMA 400 MG POLVO Y DISOLVENTE PARA SOLUCIÓN INYECTABLE EFG no necesita condiciones especiales de conservación; Si se almacena a temperatura ambiente (25º C) el producto reconstituido deberá utilizarse en las 8 h. siguientes, y si se almacena a 2-8ºC en las 24 horas siguientes.

6.5. Naturaleza y contenido del recipiente

· vial: vidrio incoloro tipo I. Con tapón de caucho de clorobutilo encapsulado con cápsula de aluminio. · ampolla: vidrio incoloro tipo I.

6.6. Instrucciones de uso/manipulación

Reconstituir la preparación inyectando en la ampolla el solvente, esperar a que se disuelva y después extraer la cantidad deseada.

Dado el desplazamiento del solvente por valproato de sodio, la concentración de la preparación reconstituida será de 95 mg/ml.

La preparación deberá reconstituirse inmediatamente antes del empleo. Si se almacena a temperatura ambiente (25º C) el producto reconstituido deberá utilizarse en las 8 h. siguientes, y si se almacena a 2-8ºC en las 24 horas siguientes. Si la totalidad de la preparación inicial no es utilizada, la fracción restante de producto no deberá volverse a utilizar.

VALPROATO DE SODIO GENFARMA 400 MG POLVO Y DISOLVENTE PARA SOLUCIÓN INYECTABLE EFG se administrará en inyección intravenosa lenta (3 min) o en perfusión. En caso de que se estén administrando otras sustancias en perfusión, no utilizar la misma vía.

La compatibilidad fisicoquímica ha sido estudiada frente a la de las siguientes soluciones:

MINISTERIO - Cloruro de sodio 0,9 mg por 100 ml - Glucosa 5 g por 100 ml - Glucosa 10 g por 100 ml - Glucosa 20 g por 100 ml - Glucosa 30 g por 100 ml - Glucosa 2,55 g + Cl Na 0,45 g por 100 ml - Bicarbonato de sodio 0,14 g por 100 ml - Trometamol (THAM) 3,66 g + Cl Na 0,172 g por 100 ml

a razón de una dosis de 400 mg de VALPROATO DE SODIO GENFARMA 400 MG POLVO Y DISOLVENTE PARA SOLUCIÓN INYECTABLE EFG disuelto en 500 ml de cada una de las soluciones (salvo 250 ml de trometamol).

La solución intravenosa es compatible con el uso de material de PVC, politeno o vidrio.

6.7. Nombre o razón social y domicilio permanente o sede social del titular de la autorización de comercialización

GENFARMA Laboratorio, S.L Cólquide, 6 portal 2 1º-Oficina D 28230 Las Rozas (Madrid)

Los medicamentos deben mantenerse fuera del alcance de los niños.

CON RECETA MÉDICA USO HOSPITALARIO

Texto revisado:




Todos los prospectos de medicamentos.